Por Camilo Morales
24 marzo, 2021

Hace nueve años, Jack Phillips había estado involucrado en una causa parecida, al haberse negado a realizar una torta de cumpleaños para una pareja del mismo sexo.

Una complicada situación vive un panadero de Colorado, Estados Unidos, quien se enfrenta a una causa judicial por no haber querido realizar un pastel para un cliente transgénero, por lo que se le acusa de discriminación. Se trata de Jack Phillips, el propietario de Masterpiece Cakeshop, una tienda especializada en los pasteles personalizados.

Pero no es la primera vez que Phillips se encuentra en una pugna como esta. Hace nueve años el pastelero estuvo involucrado en una larga batalla judicial por la acusación de una pareja del mismo sexo, Charlie Craig y David Mullin, quienes dijeron que el hombre se había negado a hacer una torta de cumpleaños.

YouTube Masterpiece Cakes

Según The Independent, Phillips dijo que se había negado a hornear ese pastel porque tenía que ver con una ceremonia religiosa, algo que iba contra sus creencias, ya que él es cristiano.

Molly Kaplan/AFP

En el caso actual, en 2017, la abogada Autumn Scardina fue hasta el negocio de Phillips para encargar una torta que fuera azul por dentro y rosado por fuera, haciendo referencia a su transición de género. Sin embargo, Phillips nuevamente se negó, tal como sucedió en el caso de la pareja homosexual. Esto provocó que Autumn llevara el caso ante la Comisión de Derechos Civiles de Colorado.

Luego de esa denuncia de parte de la abogada, Phillips decidió demandar al estado de Colorado porque según él existía una persecusión en su contra por sus creencias religiosas.

Ahí comenzaría una nueva batalla judicial para el panadero. Scardina no se quedó ahí y volvió a demandar, esta vez a la panadería incluida, ya que dijo que tenían la falsa consigna “proporcionar una variedad de productos horneados, incluidos pasteles de cumpleaños, a todos los miembros del público, incluidas las personas LGBT“, según consignó Pink News.

AP

A Phillips se le puso todo cuesta arriba, ya que estaba implicado en dos supuestas violaciones a la ley, la ley Contra la Discriminación y la Ley a la Protección del Consumidor.

Uno de esos cargos, la Ley a la Protección del Consumidor, fue desestimado, debido a que no se pudo esclarecer si existía realmente publicidad engañosa. Pero la acusación de discriminación no se desestimó, eso sí, la sentencia explica que la abogada que acusó a Phillips “no necesita establecer que su condición de transgénero fue la ‘única’ causa de la denegación de servicios“.

Eric Baradat/AFP

Ahora, el caso sigue su curso, y la defensa del panadero está intentando que el cargo por discriminación también sea retirado. Sus abogados explicaron que “Jack ha sido amenazado con la ruina financiera simplemente porque toma decisiones sobre qué mensajes crear y celebrar, decisiones que todos los demás artistas de Colorado pueden tomar libremente“.

La tolerancia a las diferentes opiniones es fundamental. Esperamos defender a Jack, y finalmente prevalecer, en el reclamo restante“, finalizaron.