Por Antonio Rosselot
7 abril, 2021

Gonzalo Rodríguez (Uruguay) tiene un hijo adolescente y sabe lo desafiantes que han sido las clases virtuales para él. Por lo mismo, habilitó su pizzería “De Madrid” para que los chicos sin acceso a WiFi en sus casas puedan conectarse sin costo y sin problemas.

El dueño de una pizzería ubicada en Solymar, a las afueras de Montevideo (Uruguay), trascendió a nivel nacional y en las redes sociales por su enorme generosidad hacia aquellos niños que están teniendo problemas con las clases virtuales.

Gonzalo Rodríguez tiene un hijo adolescente y, en entrevista con el medio local Subrayado, admitió que las clases virtuales del chico han resultado ser un enorme desafío para él en esta época de pandemia.

Subrayado

Por lo mismo, Gonzalo quiso hacer su aporte a la sociedad y ayudar a aquellos niños uruguayos de escasos recursos que no tienen la posibilidad de conectarse a internet en sus casas, un bien totalmente necesario para funcionar hoy en día.

El empresario habilitó su pizzería —llamada “De Madrid”— entre las 8 y las 12 horas del día para que niños sin acceso a internet puedan usar el WiFi del restaurante y conectarse a sus clases virtuales. A los chicos en apuros económicos también se les dará un desayuno cuando asistan.

Subrayado

Además, una profesora del barrio de Solymar se ofreció voluntaria y generosamente para colaborar con la conexión a las salas virtuales, mientras que otros locales del sector empezaron a replicar la iniciativa de Rodríguez y entregar conexión y desayuno gratis a estos chicos con menos posibilidades.

“Estamos todos en la misma. Todos tenemos WiFi y de 8 a 12 están todos los negocios cerrados. Para mí no cuesta nada”.

—Gonzalo Rodríguez a Subrayado

Subrayado

Esa es la nobleza y la generosidad que estamos buscando como sociedad en estos días de pandemia, que cada vez se hacen más eternos.