Por Luis Aranguren
14 enero, 2021

Durante la pandemia se esforzó ante muchos pedidos, sin rendirse y con paciencia. Bien merecida su moto nueva.

Si bien para muchos fue una bendición conservar sus empleos en cuarentena, esto no quiso decir que no se hiciera un trabajo más difícil. Un ejemplo de esto fueron los repartidores, quienes no solo arriesgaban su salud estando expuestos sino que además hacían más entregas de lo normal.

Es por eso que una pizzería en Sao Paulo, Brasil, decidió hacer algo por sus trabajadores y la reacción de uno de ellos cautivó su corazón.

Razoes para Acreditar

No piensen que alguien grababa lo ocurrido, fueron las cámaras de seguridad las que captaron el momento en el que de alegría comienza a llorar. Han sido días difíciles para todos y por eso no se imaginaba recibiendo un hermoso obsequio.

“En ese momento, me sentí muy, muy feliz… Como siempre fui un gran trabajador, me despierto cada mañana a las 7 am y llego a casa a la una de la mañana. Y en ese momento no pude soportarlo y comencé a llorar. Para mí fue una gran alegría saber que todo valió la pena ”.

–Antonio Carlos dijo a Razoes para Acreditar

Y es que en 2020 hubo más de 6 mil entregas, las cuales él hizo sin ninguna queja o retraso lo que maravilló a sus jefes.

Razoes para Acreditar

Aún con miedo a los robos, la lluvia o el frío siempre seguía adelante para hacer un buen trabajo y ahora ve los frutos de su esfuerzo.

“Como los motociclistas están en primera línea, están bajo la lluvia, bajo el sol, propuse que el mejor motociclista del año ganaría una motocicleta nueva. Tomé las sumas de honorarios, entrega, críticas y elogios, faltas, sumé todo, y el primer lugar fue Antônio Carlos. Lo que más le conmovió fue saber a qué se enfrentaba para ganar esa moto, cuánto estuvo expuesta su vida ante una pandemia ”.

–Dom Fiorentino, jefe de la pizzería dijo a Razoes para Acreditar

Y es que él sabe lo que es sufrir la pandemia, pues había perdido su antiguo trabajo en el que duró 8 años. Fue Dom Fiorentino quien le dio la oportunidad de seguir llevando el pan al hogar, aún con el peligro aceptó y hasta ahora todo ha salido muy bien.

Esperemos que pueda disfrutar su premio y siga siendo un excelente trabajador, sin duda sus jefes lo aprecian y ya se lo han demostrado. En ocasiones solo nos hacen falta oportunidades para demostrar lo buenos que somos, él la tuvo y le ha sacado provecho.

Razoes para Acreditar

Una muestra de que el éxito se construye y se valora.