Por Luis Aranguren
12 enero, 2022

En México y casi toda Latinoamérica, los tuppers están sobrevalorados. Aunque por usar los potes que no corresponden, a veces ocurren estos errores.

Es probable que en nuestras casas existan tupper, esos envases plásticos que resisten a los microondas y conservan la comida por más tiempo. Pero si eres hombre y tienes esposa o mamá, sabrás que cuando pierdes uno, vienen muchos reclamos por lo que terminas llevando a otros lugares envases que contenían otros alimentos.

Pues en este caso hablaremos de una mujer precavida, que llevó su postre del almuerzo al trabajo en un envase de crema marca Alpura.

Hasta acá no hay ningún problema, la cuestión es que ella es una cajera del OXXO y parece que la colocó en su arroz con leche en el lugar de refrigeración de los productos. Fue entonces que más adelante terminó vendiendo por accidente lo que sería su comida luego a un cliente.

El que tuvo esta suerte fue el usuario de Twitter @JC_RAMROD, o Juan Carlos como escribe en su cuenta, quien compartió el divertido momento.

“‘Compre’ una crema en el @OXXO_Escucha ; y era Arroz con leche.  1.- Pobre doña que la dejé sin postre 2.-Me lo cobró como quiera”, escribió en su publicación que se hizo viral de forma inmediata. Lo cierto es que el postre se veía muy bueno, pues traía arroz con leche, pasas y canela, aunque no era lo que él deseaba.

Lo cierto es que la publicación se hizo tan popular, que la marca de crema que compró y la cadena de OXXO le respondieron. La marca Alpura le ofreció un regalo especial por el incidente (una buena oportunidad de hacer publicidad). Mientras que la cadena de OXXO daría “seguimiento” al caso.

Twitter / JC_RAMROD

Esto último no fue muy agradable para los internautas, quienes dijeron que fue un incidente chistoso y que nadie debería perder su empleo por eso.

Para todos basta con que la pobre cajera perdiera el postre, así que más bien pidieron que todos los trabajadores tengan un refrigerador exclusivo para empleados. Aunque como dijimos antes, no fue un incidente molesto, al contrario, se trató de algo raro y divertido.

Esto es un clásico de las familias en Latinoamérica, no solo para llevar comida. Sabemos que los envases de galletas navideñas son usados para guardar productos para coser en los hogares.