Por Luis Aranguren
10 julio, 2019

Tras el video que se hizo viral, la policía tomó cartas en el asunto y el único helado que será lamido en su pueblo, es el que compren.

Tras el incidente de la mujer que lamió el helado como una broma y lo devolvió en un Walmart de Texas, parece que la demencia se ha contagiado y todos quieren hacer este tipo de bromas tontas. Incluso han habido detenidos pues aunque no quieran caer en cuenta, están contaminando un alimento y pueden enfermar a las personas.

Es por esto que la policía ha decidido tomar cartas en el asunto y ha dispuesto a dos oficiales específicamente para cuidar el pasillo de helados.

En la cuenta de Facebook del Departamento de Policías de Keller fue compartida una foto de los oficiales custodiando el área y el mensaje era claro. «El único Blue Bell Ice Cream que se estará lamiendo en Keller este fin de semana, será el que ya compró. El Cpl. Clark y el oficial Bryan se asegurará de eso.», el mensaje concluye con el hahstag #NoEnNuestroTurno.

Pero lo que parece que debería ser un chiste, se ha vuelto algo grave pues han dejado atentos a todo el mundo y en un Walmart de Corpus Christi se pudo ver a un guardia de seguridad patrullando el área con una pistola de agua.

El video tuvo 13 millones de visitas en Twitter y cuando la compañía de helados se enteró de esta situación, afirmaron su compromiso de identificar y detener al criminal debido a que es un acto que compromete la salud de otros. «La seguridad alimentaria es una prioridad fundamental, y trabajamos arduamente para proporcionar un producto seguro y mantener el mayor nivel de confianza de nuestros consumidores», fue su mensaje.

La delincuente juvenil fue atrapada y se salvó de una condena de 20 años de prisión, por eso aunque parezca una locura el exceso de seguridad mientras transcurre esta «moda» será necesaria para cuidar la salud de todos, por eso antes de llevar un producto revisa que esté bien sellado.

Al parecer las calles están llenas de personas que no valoran o conocen los métodos de conservación de los alimentos y están dispuesto a dañar cualquier postre que se les cruce en el camino, por eso es mejor prevenir siempre.