Por Antonio Rosselot
11 noviembre, 2020

Al recibir una denuncia anónima, la policía de Geleen (Países Bajos) llegó a allanar una casa pensando que había un cultivo ilegal de cannabis dentro; si bien había plantas, no eran las que ellos buscaban precisamente…

En una situación tan cómica como ridícula, el departamento de policía de Geleen (Países Bajos) sacó varias portadas gracias al resultado de uno de sus últimos operativos.

Resulta que recibieron una denuncia anónima sobre una posible plantación ilegal de cannabis en un domicilio, y luego de hacer algunas pesquisas, descubrieron que los gastos en electricidad de dicho domicilio eran bastante más altos que el promedio, lo que podía indicar un posible cultivo puertas adentro. Todo era muy sospechoso, así que decidieron actuar.

La policía llegó al domicilio para decomisar la supuesta plantación, y fue recibida con total sorpresa por los dueños de casa quienes, sin saber el motivo real de la visita, dejaron que los oficiales inspeccionaran cada rincón de la residencia.

Cuando uno de los agentes llegó al sótano, vio una construcción casera de madera en un rincón y pensó que había descubierto la plantación. Cuando se acercó vio efectivamente las plantas, pero no eran de marihuana: eran achicorias, plantadas en varios cubos a lo largo y ancho del sótano.

Sí, achicorias. El dueño de casa las planta y cultiva como pasatiempo, cosa que el denunciante anónimo probablemente no sabía. En su cuenta de Facebook, el departamento de policía de Geleen comentó que el hallazgo trajo “una sensación especial” para ellos.

1Limburg

Después de la revisión concluyeron que no había nada en la casa que indicara un cultivo de cannabis, y tampoco irregularidades en las cuentas de luz. Por lo tanto, la policía sigue buscando una posible plantación de marihuana en otras partes del barrio, según lo informado por el portal 1Limburg.

Bueno, quién sabe… quizás el dueño de casa cultiva las achicorias para fumárselas. ¡Cada uno con sus temas!