Por Luis Aranguren
26 diciembre, 2019

Su alto contenido de proteínas y delicioso sabor secreto, lo hicieron perfecto para Nochebuena.

Cuando piensas en cena navideña seguro llega a tu mente la palabra pavo como proteína principal, pero bien sabemos que los asiáticos nunca hace nada dentro de la ‘norma’. Quizás por sus ajetreadas vidas no tienen tiempo de hornear nada.

Sin embargo eso no les impide disfrutar de deliciosos platillos, uno de ellos es el pollo de KFC que todos amamos pero que no imaginamos cuán buenos es para le época.

KFC Japón

Lo más impactante de todo es que es una tradición para ellos comerlo, pues en 1974 KFC lanzó en Japón su ‘Kurisumasu ni wa Kentakkii’ o Kentucky para Navidad según su traducción. Una promoción que ha hecho que este año más de 3 millones de familia lo elijan como su comida predilecta.

Esta promoción es box completo que trae un poco de todos los pollos que ofrece la marca, alitas picantes y nuggets seguro serán tus favoritos.

KFC Japón

Esta costumbre fue gracias a Takeshi Okawara, el primer gerente de un KFC en Japón quien al pedirle que fuera a una fiesta navideña en una escuela, decidió llevar su mágico pollo. Para ese momentos Okawara se vistió de Santa Claus, uno que traía proteína aviar.

Fue un éxito que no pudo dejar pasar y por eso decidió crear la promoción que hasta el momento se mantiene.

KFC Japón

Por todo Japón se promocionó este box y se hizo una alternativa mejor al tradicional pavo que dura más de una hora dentro del horno. El sabor no es un problema pues todos los que hemos comido en Kentucky Fried Chicken sabemos que su receta especial es una delicia.

Se puede decir que KFC cambió la cultura alimenticia de una nación, todo esto con la idea de un gerente en cuanto a regalos de Navidad. Además de que el costo es muy conveniente pues el costo de un Kurisumasu ni wa Kentakkii es de tan solo 15 dólares.

KFC Japón

Tal vez quieras intentarlo para Año Nuevo, sería algo distinto a lo que siempre hemos estado acostumbrados.