Por Pamela Silva
23 mayo, 2018

¿Entonces cómo funcionan?

Desde hace más de 20 años, The Joseph Company viene trabajando más o menos exitosamente en un producto que la industria de las bebidas trata de conseguir desde hace más de siete décadas: una lata que se enfríe por si misma sin ayuda de nada. Difícil de conseguir, pero muy útil para evitar tomar líquidos calientes.

Porque no es que sea cosa tuya que una gaseosa o cerveza tibia tenga mal sabor, sino que efectivamente los productos comienzan a saber mal cuando las latas en las que vienen se calientan por culpa de la liberación de ácidos de lúpulo.

Y por fin la empresa logró dar con una lata que se enfríe sola, que no use energía, hielo ni electricidad para hacerlo y que sea amigable con el medio ambiente (antes ya habían logrado crear el producto estrella, pero usaban HFC-134a, un gas muy dañino para la capa de ozono y el efecto invernadero).

Las Chill-Can (lata que se enfría en español) fue reconocida por la NASA, la Agencia de Protección del Medio ambiente y el ejército estadounidense porque a diferencia de muchas cosas que lees en Internet, esta efectivamente funciona.

“Consumidores en zonas con refrigeración limitada, participantes en actividades como camping, pesca o navegación, y pequeños comerciantes comprenderán el impacto que la autorrefrigeración representa hoy día para la sociedad.

(Funciona a través de una) revolucionaria tecnología que enfría automáticamente la bebida de su elección en (apenas) un minuto, sin usar electricidad, energía o hielo”.

The Joseph Company.

Las latas son capaces de autoenfriarse porque tienen una pequeña pieza giratoria en la base del recipiente, que al accionarlo libera dióxido de carbono (CO2) almacenado en la lata, el cual enfría, disminuyendo la temperatura del líquido en unos 16ºC, en entre 75 y 90 segundos.

El primer producto que se está comercializando es Fizzics Sparkling Cold Brew Coffee, un café helado que se vende en 17 tiendas 7-eleven en Los Ángeles, California. Cuesta unos $4 dólares, dos más que lo normal para este tipo de bebidas.

7Eleven

“Como la tecnología de autorrefrigeración es muy innovadora, queríamos introducirla con una bebida innovadora. Será la primera bebida que pueda enfriarse bajo demanda, aportando un nuevo nivel de conveniencia a los clientes que quieran disfrutar de una bebida fría cuando lo deseen”.

-Tim Cogil, director de marcas privadas de 7-Eleven

No sé ustedes, pero yo necesito probarla luego.