Por Leonardo Granadillo
23 enero, 2019

“Dale que me acabo quemando…. sacaaaameee fooooto que %@¢$#” dijo el viejito a su esposa que grababa en vez de fotografiarlo. Quizá era mejor esperar a que se enfríe y evitar la rabieta.

Pueden caerte mejor o peor pero no puedes negar que los argentinos son unos personajes. Muy expresivos, parecen por momentos tener el tono y la expresión adecuada para hacernos reír mucho, así que no es de extrañarnos que este video se haya dado a conocer.

Se trata de un anciano argentino que estaba pasando un gran día cocinando para su familia, pero por supuesto, él quería una foto junto a su preparación. Lo que quizá no pensó muy bien fue que capturar la imagen justo cuando la pizza salía del calor del horno no era lo más acertado.

Youtube: Carlitos R

El hombre también quiso confiar en su esposa la encargada de tomar la foto, pero (aunque no sabemos si con intención o no) la mujer demoró muchísimo tiempo el señor no estaba en condiciones de esperar, ella estaba grabando en vez de fotografiar.

Pasado el tiempo la sonrisa que tenía el viejito al posar con su pizza fue desapareciendo, se fue transformando en desesperación y lo cierto es que no hubo foto, pero sí un video que ya tiene más de 50 mil reproducciones.

Youtube: Carlitos R

Se dice que el viejito removió su foto de perfil en Facebook por la vergüenza del video que se hizo viral y que todos están disfrutando. Tranquilo amigo, nunca está demás reír un rato, ponte algo en las manos que deben estar muy quemadas y la próxima vez deja que se enfríe un poco la bandeja antes de pedir una fotografía.

Acá el video del chef al que no se le quemó la pizza, pero si las manos: