Por Teresa Donoso
10 mayo, 2017

A veces las cosas más simples son las más deliciosas.

El maní es uno de los frutos secos más populares y eso es obvio cuando tomamos en cuenta que es delicioso, barato y muy versátil. Es perfecto para comerlo salado o con especias (orégano o ajo) en un cóctel y también se puede convertir en el rey de la fiesta si lo haces confitado para una ocasión especial. Lo más probable es que ya hayas probado la versión que venden en la calle, pero te aseguro que la tuya quedará mucho más deliciosa. Eso es lo que pasa cuando cocinas con amor.

Ingredientes:

– 200 gramos de cacahuate tostado con cascara.
– 200 gramos de azúcar.
– 10 ml de agua.
– Extracto de vainilla.

Preparación:

1. En una olla antiadherente colocar el cacahuate y llevar a fuego medio.
2. Verter encima el azúcar y mezclar bien con una cuchara de madera.
3. Humedecer con el agua y agregar el extracto de vainilla.
4.Cocinar hasta que la mezcla comience a secarse.
5. Revolver constantemente hasta que la mezcla tome color caramelo.
6. Verter la mezcla en una plancha de silicona y dejar enfriar a temperatura ambiente.
7. Una vez secos guardar en recipientes herméticos.

¡Se me hace agua la boca!

¿Por qué no pruebas prepararlo este fin de semana? ¡Queremos ver cómo te queda!