Por Camilo Morales
19 febrero, 2021

La práctica se llama “freeganismo” y se trata de aprovechar los desperdicios de otras personas de forma sustentable. Eso sí, hay gente que le ha dicho que lo que hace es “repugnante”.

Existe una tendencia entre activistas ecológicos, quienes luchan día a día por cuidar el medioambiente, que se trata de recolectar comida de los tarros de basura, con la intención de recoger todas aquellas sobras que estén en buen estado y así disminuir la cantidad de desperdicios que otras personas desechan.

Una de éstas activistas es la profesora de matemáticas irlandesa Íde Mhic Gabhann, de 39 años, quien practica lo que ella llama “freeganismo”, que se trata sobre buscar en la basura productos en buen estado que hayan sido desechados, como carne, comidas preparadas, chocolates y hasta frutas, según Daily Mail.

PA Real Life/Daily Mail

Según contó al pasquín británico, eso le ha traído diversas reacciones de las otras personas. “Hablé de eso abiertamente en el trabajo. A veces, traía cosas y dejaba un letrero que decía: ‘Donuts gratis, sacadas de la basura’. Algunas personas se enojaban por eso“, contó.

Incluso, ha habido gente que la ha encarado y le ha dicho abiertamente que lo que hace es “repugnante” y se horrorizan cuando la ven hurgando en la basura. “Definitivamente no es del agrado de todos (…) La gente que pasa por ahí asume que eres pobre o que no tienes nada“, puntualizó la maestra.

PA Real Life/Daily Mail

Pero a pesar de esos comentarios y de la gente que se le acerca a entregarle comida, porque piensan que vive en la calle, contó que este estilo de vida, en el que comenzó en 2016, le permite ahorrar 400 dólares al mes.

PA Real Life/Daily Mail

Cuando piensas en la cantidad de desperdicio de comida que hay y sabes que estás haciendo una pequeña mella, eso realmente te motiva (…) Quiero mostrarle a la gente la cantidad de desperdicios que hay y lo evitables que son“, contó Íde.

Además, deja en claro que no es ninguna práctica “repugnante” y que “lo peor que puedes encontrar es un yogurth aplastado que se ha derramado (…) es solo comida de supermercado“. De hecho, se preparan muy bien antes de cada búsqueda, con linternas y guantes para hacer más cómoda y segura la recopilación.

PA Real Life/Daily Mail

El desperdicio de alimentos es un problema y debe tratarse (…) Quiero centrarme en mostrarle a la gente cómo podemos detener el desperdicio de alimentos antes de que se tiren cosas“, cerró la maestra.