Por Catalina Maldonado
22 junio, 2020

Con una cartulina pegada a las afueras, un local de un mercado en Ciudad de México invitó a que las personas sin empleo se acerquen para recibir un reconfortante plato de comida.

Poner una mano en el corazón en tiempos de crisis es complicado, ya que es algo que sin duda nos ha afectado a todos en mayor o menor medida. Pero siempre existen personas de gran generosidad que, sin importar su situación, buscan la forma de tender una mano en ayuda de alguien que lo necesita. 

Un puesto de comida en un mercado de la colonia Roma, en Ciudad de México, se solidarizó con aquellas personas que han quedado sin empleo producto de la pandemia y su fuerte crisis, invitando a que las personas se acerquen y reciban algún alimento. 

Margaret Metcalfe

Con un cartel improvisado pero lleno de cariño, este puesto de comida no dudo en ayudar al prójimo y con una invitación muy amigable, llamaron a todos aquellos que necesitaban comer algo, se acercaran con confianza. 

«Amig@. Si te quedaste sin empleo, sin alimento, por favor acércate, con gusto te compartiré algo de lo que tenemos. No te quedes con el estómago vacío ¡ánimo de esta también salimos y unidos mejor!» se lee en la cartulina que fue compartida por la escritora Isabel Arvide en Twitter.

Twitter @isabelarvide

El letrero se encontraba al exterior de un local en el mercado ubicado en la calle de Medellín, de acuerdo a Arvide quien compartió la noticia, agregando su propia percepción del hecho considerando que México era un «pueblo maravilloso».

Miles de usuarios reaccionaron a la publicación, indicando que no solo este local de la colonia Roma en Ciudad de México estaba haciendo este tipo de acciones ya que otros también entregaban comida a las personas más afectadas por la pandemia. 

Twitter @urbanitasxxi

Situación de restaurantes y puestos en México

Por el momento estos servicios solo pueden ser ofrecidos en modalidad «para llevar», debido a que Ciudad de México aún se encuentra en semáforo rojo con respecto al funcionamiento de restaurantes y puestos de comida.

Una vez que pasen a una transición gradual hacia el semáforo naranja, es que los diferentes locales del rubro gastronómico podrán reabrir al 30% de su capacidad y reforzando las medidas de sanidad y distanciamiento social para evitar rebrotes del coronavirus.

Con respecto a la ayuda de los comercios, pequeños gestos que marcan la diferencia.