Por Leonardo Granadillo
21 julio, 2020

Para algunos, disfrutar de una comida sabrosa sin tu compañero/a de vida es casi un delito.

Extrañar la comida de nuestros comercios preferidos es algo totalmente normal y entendible en tiempos de pandemia. Las ganas de alimentarnos con algo diferente a lo que tenemos en casa, a lo que armamos con nuestras propias manos, son grandes y van motivadas por la intención que tenemos todos de escapar de una vez por todas de la cuarentena.

No obstante, es necesario mantener la calma y esperar pacientemente la reapertura de los comercios, o si tenemos la posibilidad, comerlo solamente a través de los deliverys, como está habilitado en algunas ciudades del planeta.

Pixabay

Es tal el desespero, que una encuesta que compartió LADBible realizada a 1000 fanáticos de la comida rápida en Reino Unido, ha dejado en claro que uno de cada 20 amantes de las hamburguesas rompería con su pareja si esta fuera a comer sola a McDonald’s tras la cuarentena.

Es tan increíble el amor por este producto, que 17% de la muestra considera que ir a comerse un Big Mac después del encierro les causó más alegría que cuando recibieron un aumento salarial. Por otra parte un 16% compararon la sensación con el nacimiento de un hijo, un 13% dijo que era mejor que el día de su boda. Menos mal la encuesta fue confidencial, si daban nombres, más de uno acabaría soltero.

Unsplash

Por otra parte, un 46% de los clientes dijeron que prefieren dejar la cerveza que su hamburguesa adorada, uno de cada 10 prefería quedarse sin su celular y el 29% prefería dejar de ver sus deportes favoritos antes de olvidar su querida hamburguesa.

La verdad parecen un poco extremos todos estos escenarios. Pero se trató de un estudio con tono de broma para celebrar que varios restaurantes han vuelto a abrir en el mundo, usando a quizá la franquicia más popular como referencia.

Unsplash

Hablando de eso, creo que me dieron ganas de ordenarme una hamburguesa.