Por Teresa Donoso
7 junio, 2017

Quiero mil.

Las patatas son lejos el mejor alimento que puede existir, y aunque las fritas parecen ser las favoritas de todo el mundo, las horneadas pueden ser igual de deliciosas si sabes prepararlas bien. Cómo queremos que sorprendas a todos tus seres queridos con un plato riquísimo, te compartimos esta receta que les encantará. La mantequilla combinada con el sabor característico del aceite de oliva son la parte fuerte, y genial, de esta receta.

Ingredientes:

– 4 patatas.
– 30 gramos de mantequilla derretida.
– 15 cc de aceite de oliva.
– Romero.
– Sal.
– Pimienta.
– 250 cc de caldo de pollo.

Preparación:

1. Lavar y pelar las patatas.
2. Cortarlas en rodajas.
3. En un bol poner las patatas, añadir la manteca, el aceite de oliva, el romero, la sal, la pimienta y mezclar.
4. Ponerlas en una lata para horno y hornear por 20 minutos a 200º Celsius.
5. Darlas vueltas y volver a hornear durante 15 minutos.
6. Agregar caldo de pollo y volver al horno por otros 15 minutos.
7. Servir.

La espera vale totalmente la pena. Créeme cuando te lo digo.

¡Ahora a disfrutar!