Por Lucas Rodríguez
8 enero, 2021

Community Loaves es un programa pensado para mantener un banco de comida siempre equipado para toda la comunidad. Ya han horneado 1300 hogazas de pan fresco y delicioso.

Quizás lo más terrible de esta pandemia mundial de coronavirus, es que ha conseguido afectar la vida de las personas de muchas maneras. No solo es una cosa de ver las cifras de contagiados y fallecidos por el mismo virus, sino que las tácticas de contención implementadas en todo el mundo, han tenido así mismo consecuencias desastrosas.

TODAY

Millones de personas en todo el mundo han perdido sus empleos, perdiendo a su vez, la posibilidad de procurarse los recursos para comprar comida y pagar por su alojamiento.

TODAY

Dado que las ayudas y responsabilidad de los gobiernos no han estado a la altura de lo que necesitan sus ciudadanos, ha recaído en las manos de las personas la responsabilidad de hacerse cargo de sus comunidades. Uniéndose en grupos de ayuda para conseguir donaciones o prestar su tiempo y empleo para ayudar a quienes más lo necesitan, las personas han demostrado que son las acciones de cada uno, lo que finalmente hace la diferencia. 

TODAY

Un gran ejemplo de esto son los esfuerzos de Community Loaves, un grupo de ciudadanos de Seattle, que se unieron para darle un poco de ayuda a sus conciudadanos.

TODAY

El programa es muy simple: buscando la colaboración de panaderos de toda el área, lograron organizar un programa de producción de pan casero, con el fin de donar las sanas y muy deliciosas hogazas a quienes más han sufrido durante la pandemia. El programa ya cuenta con la colaboración de 500 panaderos, quienes se comprometieron a hornear unas cuantas hogazas para caridad todos los días. 

TODAY

Su coordinadora, Katherine Kehrli, lo explicó de esta manera a TODAY:

“El pan existe desde hace mucho tiempo. Son cuatro simples ingredientes: harina, agua, sal, levadura. Pero ha existido durante miles de años, y cada vez que alguien lo descubre por primera vez, es como magia. 

Cuando pienso en mi infancia, mi abuela solía hacer el mejor pan casero. Eso me recuerda esto. Puedes ver sonrisas a través de las máscaras. Todavía puedes. Puedes ver cómo se elevan los ojos. Con 600, 700 barras de pan ahora, eso es 600, 700 sonrisas.”

–Katherine Kehrli, coordinadora de Community Loaves, para TODAY

TODAY

Gracias a sus esfuerzos, el programa ya ha conseguido donar la impresionante cantidad de 1.300 hogazas de pan horneado de manera artesanal.

No solo es una cosa de ayudar, sino que de recibir una exquisita hogaza de pan casero recién horneado: eso demuestra que nuestra comunidad nos valora.