Por Luis Aranguren
20 enero, 2020

Si me dan uno así, ¡me caso!; porque las flores se marchitan, pero unos nuggets sí que enamoran.

En algún momento de tu vida seguramente has recibido un ramo de rosas o cualquier flor, la verdad es un gesto muy lindo pero después no sabes qué más hacer con ellas. Por lo general solemos meterlas en un envase con agua hasta que se marchiten.

Es por eso que para San Valentín muchos enamorados han decidido dejar de escuchar a su corazón y prestarle atención a sus estómagos.

Instagram / Chiken Nuggets bouquet

Una decisión muy inteligente que ha hecho popular la solicitud de ramos de nuggets de pollo para el 14 de febrero. Podemos afirmar que serán unas divertidas salidas de parejas, porque vamos, quién no se sorprende al recibir un platillo tan fabuloso.

Instagram / Chiken Nuggets bouquet

Lo mejor de todo es que puede ir acompañado con aros de cebollas o papas fritas, la mejor forma de quitarse el dilema de qué flores regalar.

Instagram / Chiken Nuggets bouquet

Si no tienes mucho dinero para ese momento puedes hacerlos en casa, solo necesitas una bolsa de nuggets, aceite, palitos de madera y algo para envolverlo.

Instagram / Chiken Nuggets bouquet

Todo dependerá de tu imaginación, si no quieres cocinar simplemente puedes ir al McDonald’s de tu preferencia y ordenar unos cuantos. Luego los clavas en cantidades que quepan en los palillos para proceder a envolverlos en papel celofán.

Instagram / Chiken Nuggets bouquet

Recuerda que muchas personas valoran realmente el esfuerzo, tu pareja se derretirá de amor al ver que te tomaste el tiempo para entregarle algo delicioso. La verdad que es también un regalo elegante, porque las formas en las que vienen envueltos le dan un toque bastante agradable.

Instagram / Chiken Nuggets bouquet

Es momento de impresionar a tu ser amado, regálale algo que realmente lo haga feliz y que lo disfrute hasta el final.

Instagram / Chiken Nuggets bouquet

Créeme cuando te digo que si me regalaran un ramo de estos, le propondría matrimonio sin pensarlo a esa persona. Seguro que muchas personas piensan igual, porque como dice el dicho: Pancita llena y corazón contento.