Por Lucas Rodríguez
13 mayo, 2020

Sus padres insistieron en que se comprara un regalo. El único presente que la hizo feliz, fue regalar un poco de ayuda.

¿Crees ser capaz de recordar lo que recibiste de regalo cuando cumpliste los 12 años?

Unsplash

Puede que haya sido un juguete que anhelabas muchísimo. Si eras un chico, quizás fue una pista de carreras muy particular, o una pelota de fútbol con un diseño exclusivo. Si eras una chica, quizás fue una prenda de ropa que creías era lo que te iba a hacer destacar por sobre todas las demás. Incluso, es muy posible que hayas recibido un poco de dinero, cosa de tener el poder de luego elegir hacer lo que te de la gana con él. 

Unsplash

La única segura que tenemos, es que no usaste ese regalo para ayudar a las enfermeras. Puede que las razones sean muy simples. Lo más probable es que cuando cumpliste los 12, no había necesidad de mandar ayuda a las enfermeras. Estaban bien cubiertas, sea por el gobierno o por los sistemas de salud privados. Pero hoy la realidad es otra.

Unsplash

Ese cambio fue el que empujo a la pequeña Brianna Geer a ocupar todo su regalo de cumpleaños en enviar algo de ayuda. La niña recibió un puñado de dinero de padre de sus padres: ellos tenían en mente que lo usara para comprarse un regalo; o incluso, que lo comenzara a ahorrar para que luego fuera a la universidad. Pero Brianna tenía otras cosas en mente.

Unsplash

Niña tan informada como atenta con las situaciones por las que está pasando el mundo, ella decidió que lo único que la haría feliz, sería ver ese dinero en manos de quienes realmente lo necesitaban. Acudiendo a una de sus profesoras del colegio, quien había creado una fundación para enviar alimento a las enfermeras que estaban en las primeras líneas, Brianna pudo tener el regalo que tanto anhelaba: la satisfacción de saber que contribuyó a luchar con el coronavirus. 

Courtesy of Amanda Geer

North Jersey News escuchó de su historia. Los relatos de ayuda y generosidad han sido hoy tan comunes como los de las tragedias y los problemas. Pero hasta el momento, no habíamos escuchado de una niña pequeña dispuesta a sacrificarlo todo de una manera tan absoluta. Sin dudas que Brianna es una inspiración para todos nosotros.

Unsplash

Recuerda que no corresponde sentirse mal si es que crees que no estás poniendo de tu parte. Cualquier experto te podrá decir que cuando de tu propia salud, estás contribuyendo bastante. Lo que más necesitan los especialistas hoy en día, es que los dejen trabajar en paz.