Por Camilo Morales
21 enero, 2021

A pesar de su lejanía, el verano de 2019 la visitaron 400 personas por día. Además, quienes postulen deben tener visa de trabajo y hablar inglés de forma fluida. Eso sí, tendrán que saber vivir sin electricidad ni agua potable.

Hace un tiempo se supo la noticia de un pequeño poblado de Italia que buscaba personas que quisieran irse a vivir y trabajar allá, en un intento por revivirlo. De hecho, había hermosas casas antiguas que sólo se vendían a un euro. Ahora es el turno de una isla irlandesa remota que busca dos personas que se puedan hacer cargo de una cafetería y cuatro casas de huéspedes. 

Se trata de Great Blasket Island, en el condado de Kerry, en Irlanda. Esta isla posee una superficie de cuatro kilómetros cuadrados y fue deshabitada en el año 1954.

Twitter @RTENationwide

Esta isla posee hermosos paisajes con vista al mar, y en ella se encuentran las cabañas y la cafetería, las cuales son propiedad de Billy O’Connor y Alice Hayes. Estas dos personas buscan a alguna persona que pueda cuidar los inmuebles y hacerlos funcionar, según informó Simple Most.

A través de su Twitter oficial, las personas a cargo de la isla escribieron que “el formulario para el puesto de Island Caretaker ya está disponible en nuestro sitio web. Un poco diferente este año, creamos una página de preguntas frecuentes seguida de un formulario de solicitud“.  Además, anunciaron que la fecha de cierre para postular es el 22 de enero de 2021.

Twitter @gbisland

Pero, ¿qué requisitos se piden para el trabajo? En las solicitudes, los postulantes además de llenar los formularios, deben demostrar que tienen visa de trabajo y que pueden hablar inglés a la perfección. Eso sí, hay que tomar en cuenta que la isla no cuenta ni con agua potable ni electricidad, por lo tanto quienes quieran trabajar ahí, deben estar dispuestos a vivir con las limitaciones del lugar.

Twitter @RTENationwide

A pesar de ser una isla tan remota, sigue siendo uno de los destinos turísticos importantes de Irlanda. Según consigna Simple Most, esta fue visitada por casi 400 personas al día durante el tiempo estival de 2019, cifras que no son menores.

Hemos tenido dos parejas irlandesas trabajando como cuidadoras hasta ahora. La isla se llena de visitantes en pleno verano, así que las personas que consiguen el trabajo tienen que poder hacerlo“, dijo O’Connor a Irish Post.

Twitter @RTENationwide

Según este medio irlandés, el año pasado la pareja recibió casi 40 mil solicitudes, por lo que este año las limitaron para hacer el proceso de selección más expedito. “Nos gustaría que un dúo de amigos o una pareja del extranjero obtuvieran los trabajos eventualmente, ya que tendrían una perspectiva diferente que aportar, pero creo que con las preocupaciones sobre COVID-19 limitarán las aplicaciones extranjeras“, cerró O’Connor.