Por Camilo Morales
17 febrero, 2021

John Woo, de 39 años, ahora se dedica a cocinar comida típica de la cultura Nyonya. Según él lo hace porque no quiere “que esta cultura muera”.

Hay negocios familiares que han existido por décadas y se transforman en verdaderas tradiciones en sus países. En Malasia existe el caso de Nyonya Heritage, un local de comida que ha existido durante 40 años gracias al esfuerzo y empuje de Woo Seng Moon, de 68 años, y Sum Yoke Lan, de 63 años.

Pero así como existen tiempos de gloria, también estos negocios han pasado por dificultades y momentos oscuros. Eso fue lo que vio el hijo de esta emprendedora pareja, John Woo, de 39 años, quien se dio cuenta de que sus padres tenían obstáculos para llevar adelante la tienda.

John Woo

Es por eso que dejó su trabajo en una empresa de soluciones de impresión, a fines de 2018, para dedicarse por completo a Nyonya Heritage y así ayudar a sus padres en el camino de los negocios, apoyando también así un buen pasar en su vejez.

Al principio, fue por ayudar a mis padres debido a su edad, pero después de realizar un breve estudio, noté que este negocio en realidad presenta un activo valioso para la cultura Nyonya de Malasia“, explicó John al medio Says.

John Woo

Dentro de la cultura Nyonya se encuentran platos típicos que se combinan con tradiciones gastronómicas chinas. Entre ellas hay sabores agridulces, especias, sabores picantes y salsas, entre otros condimentos. Así, John ha tenido que especializarse en distintos bocadillos, llamados kuih, los cuales son tradicionales de esa zona de Malasia.

La pareja, que lleva adelante este negocio de cuatro décadas, aprendieron a cocinar con famosos maestros y chefs de su país. Según informó Says, esto fue para emprender su negocio propio y dejar de depender de otras personas o tener jefes.

John Woo

Sin embargo, con el pasar de los años, la vejez ha hecho que llevar el negocio adelante se haga cada vez más difícil. Esto porque la preparación de la comida debe iniciarse casi a las 4 de la mañana de cada día, además de comprar los ingredientes frescos cada mañana en el mercado local.

John Woo

Y la pandemia de COVID-19 también ha complicado las cosas. Según contó John, cuando inició la cuarentena en Malasia “enfrentamos el cierre inmediato de nuestro puesto y nos vimos obligados a tomarnos un descanso de dos meses (…) No hubo ningún ingreso en nuestro puesto durante esos dos meses, y simplemente nos quedamos con nuestros ahorros“.

John Woo

John ha dedicado casi el cien por ciento de su tiempo al negocio familiar. Y ha sido tan así que incluso maneja sus redes sociales y se alineó con GrabFood, una empresa de delivery para así masificar aún más el negocio.

GrabFoood

Para él es importante que la cultura Nyonya y su gastronomía no se pierda, y se pueda masificar en estos tiempos tan difíciles. “En serio, no quiero que esta cultura muera. Esta cultura ya está muriendo en todas partes (…) El momento más importante para mí sería que esta cultura aún esté a la altura de nuestra generación“, cerró.