Por Florencia Lara
2 junio, 2022

Un delivery no tuvo problemas en bajar de su motocicleta, sin siquiera quitarse la mochila donde se lleva el pedido, para ayudar a un abuelito que se notaba complicado caminando sobre el asfalto en una noche lluviosa.

Las buenas acciones, muchas veces suelen llenar el corazón de las personas que reciben ayuda, sea cual sea el tipo de apoyo. Así le sucedió a un abuelito, quien fue ayudado para cruzar la calle,  por un misterioso muchacho que estaba en una motocicleta durante la noche.

Instagram: @viveremsantoseregiao

Es normal que durante el otoño, en Praia Grande, una localidad ubicada en Brasil, llueva de manera torrencial como parte de su clima típico. A pesar de que la lluvia trae beneficios a la naturaleza, para un anciano que intentaba cruzar la calle durante la noche, no le hizo gracia el suelo mojado, ya que podía resbalar fácilmente.

Afortunadamente, mientras el señor intentaba dar unos pasos con su bastón por el húmedo asfalto mientras los automóviles esperaban que él cruzara, llegó un muchacho en su motocicleta de delivery de comida, y detuvo su viaje, dejando su transporte apoyado en un poste.

Instagram: @viveremsantoseregiao

Sin siquiera quitarse la mochila donde se carga la comida que reptarte, el joven corrió hacia el anciano, tomándolo del brazo, y ayudándolo para que cruzara de un lado de la calle al otro, evitándole algún accidente por lo resbaladizo del suelo.

El noble gesto del repartidor fue captado por uno de los transeúntes del lugar, quien alababa el heroico actuar del chico. Más tarde, el clip fue compartido en el perfil de Instagram de @viveremsantoseregiao, usuario que se dedica a difundir noticias de la localidad de Praia Grande y el país.

Instagram: @viveremsantoseregiao

“Siempre he creído y seguiré creyendo que hay mucha gente generosa por ahí”, “Podemos ver que tiene mucha educación, principios y respeto por sus mayores”, “¡Gracias querido repartidor por tanta generosidad!“, son alguno de los comentarios de parte de los cibernautas por el actuar del joven.

Los usuarios de Instagram, conmovidos por el actuar del repartidor con el anciano, rápidamente reaccionaron con ternura hacia el video, dejándole más de 13 mil “me gusta” en menos de 24 horas. El joven demostró que ni siquiera su trabajo es tan importante como obrar bien y apoyar a otros.