Por Lucas Rodríguez
14 septiembre, 2021

Una cámara de vigilancia captó el gesto, el que fue compartido por TikTok. Algunos lo encontraron generoso, mientras que otros sumamente desconsiderado. Juzgando por la cara del repartidor, pareciera que él es de la segunda idea.

Es solo hace un par de años que la costumbre por encargar comida a restaurantes y comerla en casa en lugar de salir, es algo extendido por todos lados. Si pensamos hace unos cinco años atrás, lo normal era que la gente no solo tuviera que, sino que gustara de, salir de casa para ir a comer a otro lugar. Parte de la gracia de comer una comida especial, era disfrutar de un espacio distinto, que tuviera una decoración o estilo particulares. 

Pero desde hace mucho tiempo que hay una clase de comida con la que no es así. Desde hace por lo menos 20 años que las pizzas se comen en casa, pidiéndolas por delivery.

@ringdoorbell.compilation

Esto significa que los repartidores de pizza no son algo raro en el mundo. Muchos de ellos incluso puden que lleven bastante tiempo trabajando en ello. Esto quiere decir que ya han visto de todo en su experiencia. Aun así, la experiencia de este hombre puede que pase a la historia como una de las instancias de mayor falta de respeto a un repartidor. 

El simple video, grabado por la cámara colocada en la entrada de una casa, muestra a un repartidor de pizzas que llega a entregar su pedido. Luego de dejar la pizza frente a la puerta, se da cuenta que hay un mensaje en ella: “No tenemos dinero para propina, pero por favor saca uno de los slices”. 

@ringdoorbell.compilation

La molestia del repartidor deja en claro que esta manera de agradecer su trabajo no le era nada ideal.

Compartido en un video de TikTok, el video ha generado muchísimas reacciones. Muchas de las personas se quejaron de que esa no es la manera de tratar a alguien que se dedica a esto, y cuyas propias son parte de su sueldo. Otro fueron un poco más lógicos, alegando que ofrecerle un pedazo de pizza a alguien que trabaja repartiéndolas, no tiene nada de considerado: lo más probable es que hubiera probado ya miles como ese. 

@ringdoorbell.compilation

Aun así, el repartidor terminó por sacar un pedazo. Quizás tenía hambre y poco tiempo para almorzar, pero de todas maneras, no se le ve demasiado feliz.

Debemos recordar que por mucho que una persona trabaje un empleo como este, debemos respetarlo en todos los momentos. Decidir nosotros de qué manera nos haremos cargo de su pago, es algo que puede afectarle mucho a la otra persona.