Por Florencia Lara
4 enero, 2022

Owen Lindstrom es repartidor de comida por aplicaciones, quien notó que los clientes les entregan jugosas propinas cuando realizan sus ordenes y luego las retiran cuando reciben los pedidos. Un sucio truco que los perjudica.

Desde que se crearon las aplicaciones móviles para delivery de comidas, a la vez se creó un campo laboral sumamente grande, donde las personas sin empleo pueden optar a ser repartidores. Una de las mejores ventajas de este trabajo, son las propinas, o por lo menos eso se creía hasta que un repartidor acusó de que existe trampa en aquello.

Jorge López

Owen Lindstrom, un hombre originario de Oregon, Estados Unidos, lleva algunos meses trabajado como repartidor de comida en UbertEats y de Dash Rash. El joven entró a la aplicación con una meta muy clara: Ganar 27 mil dólares en 100 días.

Cuando el plazo de tiempo se cumplió, fue hora de que Owen sumara y restara para analizar si su meta había sido alcanzada. El joven, a pesar de que sí había conseguido las ganancias por su arduo esfuerzo, se percató que había un masivo robo de propinas. Estaba seguro de que él no era el único conductor afectado.

Lindstrom intentó investigar y cuadrar el dinero para saber cómo se producía la estafa en las propinas, hasta que dio en el clavo. Resulta que los usuarios de las aplicaciones de delivery pueden agregar una propina al repartidor antes de que llegue su pedido, y también después. Así como pueden sumar dinero una vez que la entrega este realizada, también pueden quitarlo.

Rock and Pop

Entonces, Owen descubrió que los clientes disponían una jugosa propina cuando realizaban su orden, con tal de motivar al repartidor de entregar su pedido lo más pronto posible. Pero, una vez que el conductor entrega el paquete en la puerta del cliente, este abre la aplicación y retira toda la suma de dinero prometida al empleado.

La situación la expuso el mismo trabajador de UberEats a través de su cuenta de TikTok. El clip generó opiniones divididas, ya que hay usuarios que fueron firmes al decir que el cliente puede retire la propina cuando quiera por un mal servicio.

iStock

Aun así, Owen recibió mensajes de apoyo, y los cibernautas recalcaron la importancia de dejar prona a los repartidores, ya que ellos viven de ese trabajo.