Por Cristofer García
26 noviembre, 2020

Ante el desespero de este anciano en Escocia, el trabajador que durante 6 años le lleva las compras del mercado decidió regalarle un nuevo compañero peludo.

Cuando se vive por mucho tiempo con un perro de compañía, su pérdida es algo que en ocasiones puede ser insuperable para algunos. Eso lo sabe muy bien este abuelo, que luego de la muerte de su amigo peludo, ha estado devastado.

Este adulto mayor, que reside en West Kilbride, Escocia, quedó tan afectado sin su mascota, que decidió poner anuncios en las calles con la intención de que alguien le vendiera un perrito para no estar solo. Estaba dispuesto a pagar 30 libras esterlinas (40 dólares), que era lo único que tenía.

David Macleod

“(Compro) perro pequeño para compañía. Perdí a mi perro por cáncer, no me siento bien sin él, Jack Russell“, dice la nota que pegó incluso en paradas de bus, esperando que alguien se comunicara con él.

Afortunadamente, la persona correcta vio su desesperado anuncio. David Macleod, un trabajador de las tiendas Iceland que ha estado llevando los productos de supermercado hasta el hogar de este anciano en los últimos 6 años, por lo cual lo conoce bien.

David Macleod

Al encontrarse David con esta nota se sintió motivado a hacer algo para ayudarlo. Quedó conmovido al saber lo mal que estaba este abuelo con la pérdida de su perrito.

“He estado yendo a la puerta de este tipo durante los últimos seis años con sus entregas de Iceland y es un hombre tan agradable. Honestamente, me rompe el corazón escuchar que ha estado sufriendo así sin su perro que, según tengo entendido, murió hace unos meses”, dijo David en conversación con The Scotsman.

“Entonces no podía creerlo cuando la gente comenzó a ver notas adhesivas en las ventanas de West Kilbride, y esta última en la parada del autobús del viejo preguntando si alguien tiene un perro que pueda comprar”, agregó.

David Macleod

Desde ese momento decidió ponerse en contacto con la organización animal Give A Dog A Bone, además de otras organizaciones, con el objetivo de encontrar un perro que regalarle a este viejito.

“Publiqué un mensaje en las redes sociales diciéndole a la gente lo que quiero arreglar para que este anciano tenga un perro, y que estoy feliz de cubrir los costos, y me han inundado de sugerencias”, comentó.

David Macleod

“Creo que voy a dejar que las organizaciones caninas con las que he estado en contacto elijan el (perro) correcto. Sé que tienen experiencia en emparejar perros con personas mayores que sufren de soledad”, añadió.

Después de tantos años conociendo a este abuelo, dio fe de que es una buena persona que necesita que le tiendan la mano en estos momento. “Este hombre es tan cariñoso, así que es bueno estar haciendo algo para mejorar un poco su año”, finalizó.