Por Lucas Rodríguez
19 enero, 2021

La pandemia no hizo una excepción con la pastelería enfocada en dar un ambiente laboral gratificante y seguro a las personas con discapacidad. Por suerte, una fundación sí supo darse cuenta de que se trataba de un local invaluable para la comunidad. Seguirán haciendo lo que les gusta.

Quizás el aspecto más cruel de cuando se tiene una situación global, como lo ha sido esta pandemia de COVID-19, es que el virus, y sus consecuencias asociadas, no hacen la diferencia entre las personas más vulnerables de la sociedad y las más sanas. De hecho, pareciera que tiende a enfocarse en las personas que puede afectar con mayor facilidad. Así mismo, las cuarentenas que fueron impuestos en prácticamente todo el mundo, no fueron demasiado amables con los negocios y locales que subsistían en base a su propia inversión y trabajo. 

FOX 17 News

Si no eras parte de los países que apoyaron las cuarentenas con envíos de dinero a las personas, puede que hayas sufrido muchísimo el año pasado. Peor aun, si tu negocio no era uno que se enfocara en atraer a una gran cantidad de clientes. 

Esa fue la historia del Sweet Jordan’s Bakery and Cafe, un café y pastelería ubicada en Paris, Tennessee.

¿Por qué es tan especial este establecimiento? Porque su enfoque no está en llegar a ser el lugar número uno de su comunidad y extender su franquicia por el resto de los Estados Unidos, sino que crear un espacio laboral donde personas con discapacidad puedan desarrollarse laboralmente de manera adecuada. 

FOX 17 News

Las pequeñas fundaciones se pusieron en el lugar de las instituciones. En el caso del Sweet Jordan’s Bakery and Cafe, fue Barstool Fund quienes decidieron darles una mano.

O más que una mano: ocupando sus recursos, la marca se comprometió a pagar todas las deudas que tenía acumulado el café, para que pudieran volver a operar con normalidad:

“Literalmente acabo de llamar al banco y les dije que todas estas cosas van a salir, las nóminas son mañana, los impuestos son mañana, y no tengo suficiente para cubrirlo. Los tipos del banco dijeron que lo cubriría hasta 5.000 dólares, pero eso es todo. Hay una comunidad tan olvidada de gente que conoces y por eso intentamos centrarnos en ellos, y siempre digo que Dios se ocupará del resto.”

–Tommie St. John, dueña del Sweet Jordan’s Bakery and Cafe

FOX 17 News

Un milagro ocurrido por personas que piensan igual que ellos: darle oportunidades a quienes más lo necesitan.