Por Valeria Urra
8 junio, 2022

El restaurante, Grillera, da un ejemplo a las demás empresas al mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores. “Podríamos haber hecho como los demás, pero no nos parecía lícito”, afirman.

Mucho se ha hablado de las malas condiciones laborales que poseen los camareros, práctica que no se da tan solo en un par de restaurantes, sino en gran parte del mundo. Sin embargo, uno de ellos quiso salirse de la norma y tratar honradamente a sus trabajadores.

Se trata de la hamburguesería “Grillaera”, ubicada en Málaga, España, quienes comenzaron con un particular proyecto al mostrar el salario de los mozos en la carta del restaurant, concientizando así a clientes y otras empresas del rubro gastronómico sobre esta situación.

Además hacen mención sobre cómo y dónde trabajan, los tipos de contratos que poseen y los días de descanso de los que disfrutan, lo que no sería muy habitual en el rubro.

“Disfrutando de Grillaera estás contribuyendo a crear una profesión más justa y erradicando una lacra social alrededor de la restauración”, se observa en el menú de la hamburguesería. “Todos nuestros grillaos están contratados las horas que trabajan”.

Facebook @Grillaera

Por otro lado, afirman que los sueldos de los camareros están estipulados por el convenio de hostelería de Málaga, lo que vendría siendo casi 1.800 dólares de sueldo bruto para un camarero que trabaja 40 horas y 575 dólares en términos de seguridad social. Asimismo, poseen 22 sobre-empleos para ser capaces de realizar sus respectivos shows, tales como cocineros, camareros, fregaplatos, contables, administración, entre otros.

Si bien algunas personas dudan de esta propuesta, una gran parte lo ha recibido muy positivamente. Un usuario comentó en Twitter que “Hay que ir a consumir en los comercios y restaurantes que paguen salarios justo a sus empleados. Si me paso por Málaga, no dudaré en ir a consumir a la Grillaera“.

Instagram @Grillaera

“Me parece estupendo que esta empresa haga ese esfuerzo. A ver si es un ejemplo para los demás empresarios, mencionó otra persona.

“La idea fue de uno de mis socios. Al abrir nuestro local de Málaga nos dimos cuenta de que ninguno de nuestros camareros había estado contratado jamás por las horas que realmente trabajaba y nos dimos cuenta de que teníamos una desventaja competitiva porque nuestros precios eran los mismos que los de la competencia, pero pagábamos mejor a nuestros empleados, así que dijimos: ‘Ya que lo hacemos, vamos a decirlo’. También podríamos haber hecho como los demás, pero no nos parecía lícito”.

Sergio Díaz, cocreador de Grillaera, en entrevista con Cadena SER.