«Los clientes no vienen a escuchar a los niños que gritan», indica el establecimiento en su menú. Los negocios ahora prefieren recibir perros.

A todos nos encanta ir a un restaurante, es uno esos lujos que ocasionalmente resulta muy agradable darnos ya que nos ahorran la fastidiosa tarea de cocinar y tener que limpiar todo. A su vez, pruebas el talento de personas mucho mejor capacitadas que nosotros para el arte culinario.

Junto a ello somos amantes de un buen servicio, una atención cordial que nos motive a dejar una propina en reconocimiento al mesero que tomó nuestra orden. La relación entre cliente y restaurante suele ser muy cordial pero también hay casos en que las partes no coinciden, razón que ha motivado a los restaurantes a poner límites y a romper un poco su regla de que «el cliente siempre tiene la razón».

Alamy

Y se refieren directamente a los niños, todo padre sabe lo complejo que puede ser llevar a un bebé a un restaurante, muchas veces se portan de forma extraordinaria, como también hay días que nos convierten la salida en todo un desafío.

Pero al parecer, hay lugares que se les está agotando la paciencia con los pequeños, como el The New Mediterranean Restaurant ubicado en Llandudno Gales (Reino Unido). Donde exigen a su tutor que los controle, de lo contrario, serán invitados a retirarse.

The New Mediterranean Restaurant

«Los clientes no vienen a escuchar a los niños que gritan. Los platos están muy calientes, no seremos responsables de sus hijos si son heridos en el restaurante porque no están siendo atendidos.»

Indica el menú de The New Mediterranean Restaurant

Señalan que aman a los niños en el restaurante pero que no van a tolerar que representen una molestia para el resto de los clientes.

Alamy

«Pedimos de la manera más educada posible, por favor, si su hijo está llorando / gritando, sáquelos del restaurante hasta que se hayan calmado. Si no se puede evitar que un niño moleste a otros comensales, lamentablemente tendremos que pedirle que abandone el restaurante»

Indica el menú de The New Mediterranean Restaurant

Pero aunque los padres están muy molestos no son el primer establecimiento que son noticia por lo mismo, y tampoco creo que vayan a ser los últimos. Mientras se abren más locales ‘pet friendly’ dispuesto a recibir mascotas, a su vez más sitios ven con cierto desprecio a los niños que se portan mal.