Por Antonio Rosselot
11 febrero, 2020

Este emparedado, muy común en la India, no demora más de 5 minutos en hacerse y puedes ponerle de todo: queso, tocino, cebollino, lechuga… ¡lo que se te ocurra para hacer de tu desayuno la mejor parte del día!

6 de la mañana, suena el despertador y comienza tu día. Te paras con un sueño horrible, algo desorientado, y vas directo a la ducha para espabilar y refrescar la mañana. Luego, vas a la cocina y, mientras preparas tu almuerzo del día, tienes que ver qué diablos vas a desayunar. Abres la nevera y hay apenas un huevo, algo de tocino, un par de láminas de queso y dos rebanadas de pan de molde. Ahora, la pregunta es: ¿cómo hago para que este desayuno no sea típico ni aburrido?

Shutterstock

Un simple gif —que está tomando al internet por sorpresa— nos dio la respuesta, señoras y señores. Ahora su desayuno podrá ser increíblemente delicioso y sencillo, ya que les enseñaremos a hacer un sándwich de tostadas francesas y omelette. El resultado es tan delicioso que no podrás creer que seas capaz de hacer una delicatessen de ese tipo, sobre todo con ingredientes tan sencillos como éstos; además es un plato muy versátil, que va bien con cualquier ingrediente.

Vamos con los ingredientes para este desayuno de campeones:

The Kitchn

– 2 rebanadas de pan de molde, blanco o integral

– 1 huevo batido

– 2 láminas de cualquier tipo de queso, idealmente cheddar (opcional)

– Tocino a gusto (opcional)

– Sal y pimienta a gusto

– Mantequilla para freír

Instrucciones:

1. Poner a derretir la mantequilla en una sartén mediana.

2. Una vez que la mantequilla ya esté derretida (ojo, no quemada), verter el huevo batido con un poco de sal y pimienta. Revolver levemente hasta que el huevo cuaje y se forme una suerte de tortilla, pero que no quede totalmente seco.

The Kitchn

3. Untar ambas rebanadas de pan, por ambos lados, en la parte húmeda del huevo. Luego, posar las rebanadas sobre la omelette hasta que se incorporen al huevo y queden en una sola pieza.

The Kitchn

4. Con una espátula larga, voltear la omelette con los panes para que se cocine el otro lado del huevo (si gustan, en paralelo pueden poner las láminas de queso sobre cada una de las rebanadas, y repetir el mismo proceso con el tocino).

The Kitchn

5. Con la misma espátula, incorporar el exceso de omelette que sale por los lados hacia adentro, volteándolos para que, de cierta manera, recubran el queso y el tocino (si es que optaron por ponerlos).

Videos Gifs

6. Una vez incorporadas las solapas de omelette al sándwich, voltear la rebanada de pan más cercana a ti sobre la otra rebanada de pan, usando la omelette como una suerte de bisagra entre ambos panes.

Reddit

7. Dejar que el sándwich se tueste un poco más, para que el queso quede derretido y el tocino se incorpore bien. Luego quitarlo de la sartén, cortarlo por la mitad, ¡y disfrutar su sabor!

 

¡Gracias internet, por mostrarnos esta maravilla que hará nuestro día mucho más sabroso y motivado!