Por Javiera Oliden
4 agosto, 2017

Todo tiene que ver con cuán limpia esté tu gallina.

En algunos países, como en Estados Unidos, Japón y Australia los huevos son siempre refrigerados en las tiendas. En América Latina y Europa, por el contrario, solemos encontrar nuestros huevos en espacios sin refrigeración. Esto te puede hacer pensar que unos son más limpios que los otros, pero la verdad no es así.

Antes de que se asusten, esto no significa que uno sea más sanitario que el otro, si no que refleja dos maneras distintas de asegurarse de que los huevos no tengan enfermedades como la salmonella.

Como explican en NPR, los estadounidenses comenzaron la práctica de refrigerar huevos. Esto porque, para que estén limpios,  los lavan con agua caliente y jabón inmediatamente al salir de la gallina. Esto destruye la capa protectora invisible que tiene su cáscara, que mantiene fuera el aire y las bacterias. Sin esta capa, es necesario refrigerarlos para que se mantengan buenos. Como les dijo el autor sobre huevos, Michael Ruhlman:

“Se volvió parte de nuestra cultura pensar que las gallinas son sucias, y están llenas de bacterias”.

Por otro lado, tanto en Latinoamérica como Europa, se previenen las enfermedades no en el huevo, si no que desde la gallina misma, a través de vacunas.

Miembro de la Comisión Internacional de Huevos, Vicente Guyonnet, asegura que no parece haber un método superior que otro. Lo que sí, aunque no es necesario para mantener los huevos sin enfermedades, si es útil refrigerarlos en casa si quieres extender su vida útil.

¿Y qué te parece más limpio? ¡Cuéntanos en los comentarios!