Por Camilo Morales
30 marzo, 2021

“Solo abrimos cinco horas al día y nos visitan 100 personas. Son un éxito, la gente los aprecia mucho”, contó sobre su emprendimiento el argentino Néstor Miotti. Ahora piensa en expandirse hasta Orlando.

Hay muchas personas que al empezar de cero buscan un nuevo rubro para reinventarse y comienzan un negocio para probar suerte. Pero es más complejo aún si tomamos en cuenta el contexto de pandemia mundial de coronavirus y si es que ese negocio se monta en un país completamente distinto, con distinta cultura e idioma. 

Eso tuvo que enfrentar Néstor Miotti, un argentino de 33 años que en 2018 decidió cambiar su vida, marcharse de su país natal, viajar más de 9 mil kilómetros, armar un proyecto nuevo y asentarse en Miami, Estados Unidos.

Infobae/Néstor Miotti

Según informó Infobae, Néstor nunca se dedicó a ser pastelero ni tampoco se relacionó con el rubro gastronómico mientras vivía en Argentina, pero tuvo que marcharse “un poco por la inestabilidad económica y otro poco por ver la mala calidad de vida por la inseguridad cotidiana. Veía que los chicos no podían tener ciertas libertades, eso me pesaba y me angustiaba“.

Pero a pesar de venir de un mundo totalmente distinto a la gastronomía, como era la informática, este argentino nacido y criado en la ciudad de San Martín le dio forma a Churro World Co., un negocio de churros gourmet, que llevan galletas Oreo, nutella, helado, dulce de leche, entre otros ingredientes premium.

https://www.instagram.com/p/CDux-CSpZD8/

Tras poner en venta el departamento y presentar su proyecto en el Consulado de Estados Unidos en Argentina, Néstor junto a su esposa, Noelia, y sus hijos Santino, Renata y Delfina, viajaron hasta Miami y se instalaron en la zona de Doral para comenzar su nueva vida.

Al comienzo instaló una empresa en donde distribuía ciertos productos y alimentos congelados a otras compañías, pero no le fue muy bien. La llegada de la pandemia a Estados Unidos también le significó otro obstáculo que parecía difícil de superar. “Había invertido mucho dinero, pero no funcionó. ¡Sentí desesperación!“, contó.

Sin embargo, volvió a intentarlo y puso un carrito con su nueva marca: Churro World Co. Ahora venden más de 20 mil churros al mes. “Solo abrimos cinco horas al día y nos visitan 100 personas. Son un éxito, la gente los aprecia mucho“, contó Néstor.

https://www.instagram.com/p/CByQLP2p556/

Ahora en sus planes está expandirse hasta Orlando. Según dijo a Infobae, su idea de vender churros nació por la novedad que podía parecer este nuevo alimento para los estadounidenses. “Tampoco quería hacer empanadas o medialunas, hay por todos lados. ¡Quería innovar!”, agregó.

Además, explicó que ser argentino para él se sintió una ayuda en el país del norte. “Con el arte culinario nos tiene bien catalogados. El producto ya tiene buena recepción. La gente nos ayudó mucho, nos tratan súper bien“, finalizó Néstor.