Por Lucas Rodríguez
22 febrero, 2019

“Positivo para empanadas”, declararon las fuerzas del orden y la justicia colombianas al probar los productos que ofrecía.

Un grupo de policiías colombianos decidieron que era necesario realizar un control de calidad a un negocio. Se trataba de una mujer que vendía empanadas y arepas de huevo en la calle. Al ver a las fuerzas del orden y la justicia acercándose en masa, temió que hubiera cometido algún error.

Pero estaba todo claro. Lo único que había hecho era estar en el lugar correcto en el momento indicado: el punto exacto donde el hambre de los policías intersecta con su sentido del humor.

Facebook: Steban Felipe Padilla Doria

Grabando con una pequeña cámara de teléfono, los policías se dedicaron a probar los productos en venta. Lo primero que hicieron fue checkear la calidad de la cocción: pasando un servilleta por sobre la empanada, corroboraron que el aceite que salía era transparente y no amarillento.

“Positivo para empanada”, declaró el policía que parece que también era experto en comida callejera.

Facebook: Steban Felipe Padilla Doria

Con el test de calidad superado, el resto del equipo se lanzó a disfrutar de la deliciosa comida sin ningún reparo. Dando una mascada a las arepas, uno de los oficiales dio su análisis de la situación que se vivía:

Vamos a probar la empanada. Supuestamente es un delito. Es un delito no comérsela

–Policía de Colombia por Facebook.

Facebook: Steban Felipe Padilla Doria

El video ha sido un éxito en redes sociales, ganando más de un millón de visitas en pocas horas. Fue subido a Facebook por el usuario Steban Felipe Padilla Doria.

ellos mismos se burlan

Posted by Steban Felipe Padilla Doria on Tuesday, February 19, 2019

Pasar de largo unas arepas como esas sería n delito en contra de a la buena cocina.