Por Teresa Donoso
5 junio, 2017

Mejor escoge este método de almacenamiento. Así durará por semanas.

Creo que lo más normal a la hora de comprar un gran y delicioso pedazo de queso es querer guardarlo de inmediato en el refrigerador. Obviamente tuvimos que invertir una buena cantidad de dinero en la pieza, por lo que queremos sacarle el mayor provecho posible y que dure hasta el infinito (o hasta que nuestro apetito lo haga desaparecer).

Unsplash

Es por eso que apenas llegas a casa lo tomas con cariño, sacas un rollo de film transparente y procedes a envolverlo para que nada impida que tu amado queso dure un tiempo decente… pero ¿sabías que eso que acabas de hacer es lo PEOR para este alimento?

Expertos en el tema le revelaron al Daily Mail que una de las claves para permitir que el queso dure más es, exactamente, no usar papel plástico pues este material genera una humedad extra que provoca que salgan hongos en la parte superior.

Lo anterior quiere decir que podrías llegar a tener que decirle adiós a tu queso sin siquiera haberlo probado.

Pero, no todo está perdido, pues estos mismos aficionados indicaron que el problema se resuelve usando papel encerado, ya que este elemento evita que se produzca mucha humedad sin que el queso se seque.

iStock

Eso sí, el queso azul requeriría de un cuidado especial y en ese caso ellos recomiendan poner una capa de papel encerado y otra de papel aluminio pues esta variedad se vuelve más líquida con el tiempo.

iStock

¿Ves que fácil es preservar a tu amado queso? Ahora hazle honor al amor que le tienes y comienza a guardarlo bien.