Por Luis Aranguren
13 mayo, 2019

La idea del veganismo es no maltratar a los animales. Así que si eres vegano pero te provocan unas morcillas, aquí está la solución.🤢 (Contenido Sensible).

A todos nos preocupa la vida animal y por supuesto que queremos cambios que se les garanticen una mejor calidad de vida. Pero en ocasiones no queremos dejar de probar algunas «delicias» que normalmente son hechas con ellos, como filetes, queso, entre otras y a medida que pasa el tiempo se buscan nuevas alternativas.

Está vez no es de origen vegetal, sino humano. Así lo pudimos ver durante una entrevista realizada por Antena 3, en la que con la finalidad de crear conciencia y permitir degustar este sabor, realizan morcillas con su propia sangre.

El proceso es un poco engorroso, pues  para llevarlo a práctico es necesario contar con un personal calificado que extraiga la sangre y vele por la seguridad e higiene del proceso. Luego esta sangre se mezcla con los otros ingredientes, evitando al máximo su coagulación y de ahí se prosigue con el proceso de elaboración común.

Estás morcillas pueden ser consumidas sólo por el propio dueño de la sangre, pues aunque no existe ningún órgano o ente legislativo que nos prohíba consumir nuestros propios fluidos, sí existen regulaciones sobre el higiene y la salud que que castigan el consumo de sangre de otras personas.

Antena 3

La morcilla fue creada por Raúl Escuín, quien aseguró haber tenido esta idea en su niñez al preguntarle a su padre en una carnicería ¿a qué sabría una morcilla hecha con sangre humana?, a lo que ella le respondió: Calla Raúl, que estás loco. Aunque en la actualidad le han dicho loco o caníbal, a él realmente no le importa y sigue adelante con su idea.

Antena 3

El proceso realmente es engorroso, y realmente veo difícil preparar tus morcillas justo antes de comérselas. Para hacerlas debes sacar 20 ml. De tu sangre, luego mantenerla en constante movimiento para que no coagule y así proseguir a mezclarla con de arroz y aceite comestible de coco para luego finalizar cocinándose durante 20 minutos y ¡listo para comer!

Antena 3

Yo no me atrevería a sacar mi propia sangre y prepararla, pero no puedo dejar de pensar que es una idea innovadora para quienes mantienen firmes sus ideales. ¿Te atreverías a comer una de estas?