Por Luis Aranguren
9 noviembre, 2020

Cumplía 10 años y no quería dejarlos pasar. Se colocó manos a la obra y preparó todo, desde el pastel hasta los snacks. Aunque se sintió solo, la pasó bien.

Lamentablemente es imposible cumplir dos veces la misma edad en la vida de una personas. Precisamente es eso lo que hace los cumpleaños tan genial, una celebración anual en los que somos el protagonista.

Por lo general se suele hacer una fiesta para el celebrado, tradición que mermó este año a causa de la pandemia por coronavirus.

Facebook / Claudia Cavalcanti

Pero sin importar eso, un niño que cumplía 10 años de edad llamado Pedro quería celebrarlo a como diera lugar. A causa del coronavirus, su familia se encontraba en cuarentena y debían evitar el contacto con él.

Por eso a través de una videollamada, pidió a su madre Claudia Cavalcanti que le enseñara a hacer un pastel y también los snacks.

Fue así como se colocó manos a la obra, mientras su mamá le daba las pautas él las seguía al pie de la letra. De ese modo logró preparar no solo el pastel, sino que también los bocadillos y también los adornos para la mesa, algo que su mamá no dudó en compartir en Facebook.

Seguramente le habría gustado descansar y esperar el momento de la fiesta pero simplemente no se podía.

Facebook / Claudia Cavalcanti

Inclusive tuvo que cantar el cumpleaños solo, si bien su familia se colocó a su lado por algunos segundos no podían hablar. Una pandemia que no solo se ha llevado a muchos, sino que ha cambiado por completo nuestros estilos de vida.

Y es justo por eso que el pequeño Pedro es un orgullo para sus familiares, pues a pesar de estar solo logró preparar todo y celebrar su cumpleaños.

Facebook / Claudia Cavalcanti

Un niño de 10 años recién cumplidos tuvo que encender el fuego de un horno y preparar una mezcla para pastel. Seguro a los adultos nos parecerá algo sencillo, pero claramente para él era todo un reto.

Uno que afortunadamente salió bien, porque se vio muy feliz comiendo hasta el último trozo, y es que en una parte de la preparación se observa chupando sus dedos. Siento un poco de envidia en este momento, me encantaría comer torta de chocolate de ese modo.

Facebook / Claudia Cavalcanti

Le deseamos al joven Pedro un feliz cumpleaños y que también el próximo sea mucho mejor, en compañía de sus amigos y sus familiares.

Que este niño pueda disfrutar muy bien su día, al menos su madre sabe que si algo llegara a pasar, podría resolver por sí solo. En verdad es un jovencito genial, a esas edad muy poco trabajaba con lo relacionado al fuego en la cocina.

Facebook / Claudia Cavalcanti

Tan solo verificar que el pastel esté bien es todo un reto, la clase de hijo independiente que todos queremos en casa.