Por Florencia Lara
7 enero, 2022

Fyre, una camarera de Estados Unidos, pidió a las personas no apilar más los platos de la mesa como señal de ayuda a los empleados, ya que aquello estropea su trabajo.

Al asistir a un restaurant para disfrutar de una agradable comida, muchas personas al final de la cena intentan ayuda a los camareros del lugar. Pero, una mesera originaria de Estados Unidos hizo un llamado a través de redes sociales para que los clientes dejaran atrás esta práctica.

TikTok: @fyrefairie

Fyre es una joven que trabaja hace algunos años como camarera de un restaurant de su ciudad. La mujer dedica sus ratos libres a ocupar, grabar y publicar videos en su su perfil de TikTok. Recientemente, la mujer sorprendió al confesar que ella detestaba cuando los clientes intentaban ayudarla.

Una acción muy común de las personas que deciden salir a cenar, es, al final de la noche apilar todos los patos sucios en una torre y entregárselos al camarero. Hay quienes lo hacen para despejar la mesa, mientras hay otros que lo ven como un gesto de ayuda hacia los meseros para que se les haga fácil transportar los trastes y retirar los platos.

Pero, Fyre sorprendió al confesar que esta ayuda finalmente entorpece el quehacer de los camareros. La gente, al apilar los platos, vasos y tazas en cualquier orden, hacen que sea más difícil transportarlos en la bandeja por el equilibrio y no estar debidamente encajados.

TikTok: @fyrefairie

Además, los platos mal apilados tienden a romperse y es difícil también de ordenar una vez que ya están en la cocina. Es por la misma razona que la joven hizo un llamado a través de su cuenta de TikTok, pidiendo no realizar está práctica. O, también dio la opción de juntar los trastes, pero de manera ordenada: Platos pequeños con platos pequeños, tazas con tazas, vasos con vasos, y así sucesivamente.

TikTok: @fyrefairie

La aclaración de Frye sacó aplausos de los cibernautas y la mayoría de ellos confesó en los mensajes que jamás se hubiesen imaginado que estaban estorbando más que ayudando.