Por Luis Aranguren
21 enero, 2022

Aunque lo diseñó ella misma, sonrío todo el rato. No dejó que un accidente arruinara su boda.

El día de la boda para una mujer, suele ser algo delicado, es un día en el que quieren brillar y por supuesto que todo salga excelente. Pero cuando una persona es algo torpe, debe reconocerlo y aprender a no preocuparse, simplemente vivir el momento si algo se le escapa de las manos.

Alguien que sabía que algo así podía ocurrirle, era Britt Van Nuland, una joven que compartió un momento jocoso de su boda a través de TikTok.

TikTok / brittnewland

Resulta que ella es organizadora de boda y le tocó la suya en 2021, cuando se casó con Chad quien había sido su novio desde la secundaria. Por supuesto, intentó que todo saliera a la perfección, al final del día se dedica a hacer bodas y no podía hacer que la suya fuese menos buenas.

En ese intento de perfección, diseñó su propio vestido de novia y la verdad es que la fiesta estaba muy bien pero lo que no se esperaba era el derramar vino sobre su ropa.

TikTok / brittnewland

Muchos pensaron que sus nervios explotarían, su vestido completamente blanco estaba completamente manchado, pero ella decidió bromear al respecto. “Si no tengo ketchup o vino en mi atuendo, no es un buen día”, dijo lamentándose un poco, pero feliz de disfrutar de la fiesta.

Los usuarios compartieron buenos deseos hacia ella y también admiraron su forma de mantener la calma, asegurando que probablemente ellos no podrían con tanto. “Esta novia tiene la mejor energía. Protégela a toda costa”, le escribió alguien al novio, “Parece el tipo de chica con la que te haces amiga en el baño y te deja usar su cepillo”, dijo otra alagándola.

TikTok / brittnewland

Lo cierto es que no se molestó por el descuido, estaba feliz y si algo le molestó, no podía permitir que los invitados percibieran ese sentimiento negativo.

TikTok / brittnewland

En otro video mostró que además, es una mujer preparada pues tenía un químico de emergencia que oculta las manchas y por eso no estaba preocupada. Al trabajar en muchas bocas, nunca está demás tener un plan B, sobre todo cuando la tecnología colabora y la diversión no se detiene.

Una simple mancha pudo arruinar la noche, pero Britt Van Nuland no lo permitió.