Por Antonio Rosselot
2 julio, 2020

Este plato, surgido de las familias de menos recursos en la Roma del siglo pasado, mezcla el intenso sabor a panceta con una cremosa salsa de huevo y queso parmesano, finalizado con el picor de la pimienta negra. Y todo esto, ¡en 5 sencillos pasos!

No hay nada mejor que una receta fácil y rápida. Y bueno, si le añadimos el elemento del sabor delicioso, podría perfectamente ser el platillo perfecto, ¿no?

En este caso, les traeremos la receta de un clásico plato italiano, específicamente de Roma, que usa muy poquitos ingredientes para dar con una pasta de sabores intensos y novedosos.

Hablamos de la pasta alla carbonara, que tiene su origen en la dieta de las familias de menos recursos de la capital italiana. Originalmente, surgió como una comida fácil y rápida en los sectores más pobres de Roma, y la combinación de sus ingredientes es netamente porque era lo más accesible para comprar.

Lo Cocinaré

La versión original de esta receta tiene ingredientes que son algo más elaborados que en esta versión, pero fácilmente reemplazables: el guanciale —trozo de la mejilla del cerdo— se puede cambiar por panceta o tocino, mientras que el queso Pecorino Romano que se usa para la salsa también puede ser reemplazado por parmesano. También, varios agregan ajo.

Aunque claro, si tienes cómo conseguir los originales te instamos a que lo hagas: la preparación es idéntica.

The Little Epicurean

A continuación te dejamos la receta con spaghetti, que estará lista en menos de 20 minutos y, seguramente, se transformará en tu receta flash preferida. ¡Un homenaje a la magnífica cocina italiana!

Ingredientes (para 4 personas)

– 350 gramos de spaghettifetuccini

– 3 yemas y 1 huevo extra

– 100 gramos de queso parmesano rallado, ojalá con consistencia de arena

– 8 tiras de panceta (o tocino)

– Sal

– Pimienta negra fresca

– Aceite de oliva extra-virgen para decorar

– Perejil picado para decorar

Jamie Oliver

Preparación:

1. En una cacerola grande con agua hirviendo y sal abundante, cocinar la pasta de acuerdo a las instrucciones hasta que esté al dente. Reservar una taza del agua de cocción de la pasta (ingrediente clave), escurrir la pasta y dejar a un lado.

2. En un bol mediano, batir las yemas y el huevo junto con el queso parmesano hasta que quede una pasta cremosa.

3. En una sartén grande a fuego medio, cocinar el tocino/panceta hasta que esté crocante, unos 8 minutos. Después añadir la pasta a la misma sartén y mezclar hasta que esté totalmente cubierta con la grasa del tocino. Luego, quitar del fuego.

4. Verter la pasta en el bol mediano con la mezcla de huevo y queso parmesano. Es muy importante revolver rápido y con constancia, ya que los huevos pueden empezarse a cocinar con el calor residual de la pasta. Si la salsa está demasiado espesa y no se adhiere al spaghetti, añadir el agua de la pasta de a poco para ir soltándola y haciéndola más cremosa.

5. Sazonar con sal y pimienta negra (esta última en grandes cantidades), y antes de servir decorar con un chorro de aceite de oliva extra virgen, queso parmesano y perejil.

wiseGEEK

¡Mamma mia, qué delicia!