Por Lucas Rodríguez
2 enero, 2020

¿Quién necesita un novio o novia cuando tenemos tazas así de tiernas?

San Valentín es de esas fechas que pueden significar una cosa para alguien, mientras que algo muy distinto para la otra. Si nos encontramos en una relación de pareja saludable y constante, podemos dedicar ese día a mimarnos uno al otro. Pero si en cambio, enfrentamos el 14 de febrero solos, o en una mala decisión, podemos ver ese día donde el amor repleta las tiendas y las calles como una recordatorio de la mala suerte y las aun peor decisiones que hemos tomado. Por suerte, Starbucks estará abierto ese día y dispuesto a atendernos, sin importar con qué ánimo nos encontremos. 

Nuestra tienda de café personalizado favorita siempre ha sabido dar en el clavo con las novedades que queremos ver. Sean variedades exóticas de café o maneras cada vez más encantadoras y envidiables de consumirlo, la marca de café derivada de uno de los personajes de Moby Dick favorita de todos nunca se ha quedado atrás. Su sello es estar al día con los tiempos, lo que representan con sus vasos y tazas temáticos. 

Starbucks

La nueva variedad que Starbucks ya anunció y ha sido vista en algunas tiendas, además del producto que conecta los dos hilos temáticos que ya fueron introducidos en los párrafos anteriores (estamos comenzando este nuevo año con mucho humor meta, para su información), son las tazas y vasos de San Valentín, también conocido como el día del amor o el día que no quiero reconocer que está ocurriendo.

No tenemos más palabras para describirlas que adorables: si es que alguien inventó una palabra nueva con un significado similar pero de alguna manera, más fuerte, nos avisa. Por el momento, nos mantendremos con adorables.

Starbucks

Qué mejor manera para pasar/soportar este día tan especial, que con una nueva taza para acompañar el café del día. Starbucks nos tiene cubiertos. Puedes usarlas para pedir alguno de sus productos clásicos, como el inagotable frapuccino, como también alguna variedad. ¿Un frapuccino Chewbacca en una taza con corazones? Donde firmamos. 

Starbucks

Mientras consumes tu café, en busca de las energías que siempre nos faltan cuando damos inicio a un nuevo ciclo, puedes pensar en la historia del San Valentín real. No hay demasiada claridad sobre su historia, pero las varicas versiones que hay, situándolo incluso tan atrás como en la antigua Roma, valen la pena ser escuchadas. Son mejores que responder a esos mensajes de texto lastimares de tu ex, claramente.