Por Leonardo Granadillo
6 agosto, 2019

Son reciclables y reutilizables a diferencia de las bolsas plásticas que pueden tardar más de 100 años en degradarse. Un ligero respiro para el planeta

La sustentabilidad no es una tarea que corresponda solamente a las grandes empresas o a cierto sector, es responsabilidad de todos pensar en impactar menos de forma negativa al medio ambiente. Obviamente, esto conlleva un cambio en nuestras costumbres, pero como todo en la vida simplemente hace falta buena voluntad para la adaptación.

Pixabay

Como lo está empezando a hacer Carrefour, una cadena de supermercados de origen francés potente en toda Europa, quienes han cambiado la forma en la que compramos verduras y frutas: ya no harán falta en sus instalaciones las miles de bolsas plásticas pequeñas, ellos ofrecen mallas de algodón 100% reutilizable ideal para su uso en la sección de frutería.

EF

Al menos en España se convirtieron en la primera empresa en adoptar esta iniciativa, hace no mucho tiempo fueron los primero en sustituir los envases de plástico de aceituna por vasos de cristal, así que podríamos decir que son pioneros en este país y que van por el camino correcto.

De acuerdo a estadísticas de la propia empresa, con estas medidas simples se ha logrado una reducción en la producción de plástico de un 80%, considerando que hablamos de una multinacional con 205 hipermercado solo en España.

Pixabay

Es el tipo de medidas que valen la pena copiar, y no solo que los supermercados las imiten sino que las personas también tomen conciencia. Nada se hace adquiriendo un producto con vidrio sin reciclarlo, o comprando mallas reutilizables y no llevarlas, las grandes empresas deben poner su granito de arena y nosotros el nuestro.