Por Ghalia Naim
2 octubre, 2017

Tu mente también necesita comer.

Los dolores de cabeza se producen por varias razones: no dormir suficiente, estrés, exceso de cafeína y hasta falta de lentes, sin embargo, si la molestia es recurrente es probable que la alimentación sea la causa. Aunque no lo creas, existen nutrientes específicos que alimentan el cerebro y si no los consumes, este comienza a doler tanto como el estómago cuando siente hambre. Si todos los días te ves obligado a tomar analgésicos, seguramente te faltan estos complementos en tu comida:

1. Magnesio

Este componente influye en más de 300 procesos químicos en nuestro organismo y ayuda a convertir los alimentos en energía. Justamente por eso se emplea para aliviar el estrés, la fatiga y la ansiedad. Además de esto, disminuye los niveles de serotonina y previene la migraña.

PD: Sus bajo niveles están relacionados con enfermedades mentales como el insomnio, depresión y algunos trastornos.

iStock

¿Cómo se debe consumir?

No es necesario llenarlos de magnesio, pero sí es importante recordar que la dosis diaria ronda lo 400 mg para los hombres y 300 para la mujeres.

¿Qué alimentos lo contienen?

Justamente, los más deliciosos:

Pescados, frutos secos, maíz, yogurt, aguacate, pan integral, espinacas, etc.

depositodefotos

2. Vitamina K

Esta importantísima vitamina sintetiza las proteínas que ayudan a coagular la sangre y mantener su equilibrio, es decir, evitan hemorragias, hematomas graves y sangrado, por eso es fundamental en la dieta de las mujeres. Además, junto con la vitamina D fortalece los huesos.

PD: Si no la consumes, podrías sufrir fracturas, mala cicatrización y cansancio extremo.

iStock

¿Cómo se debe consumir?

Aunque todos los días deberíamos consumir algo de esta vitamina, la cantidad depende del peso y el tamaño, no obstante, debería ser alrededor de 0, 001 mg por cada kilo.

¿Qué alimentos lo contienen?

Puedes encontrarla en hierbas como la albahaca, perejil. Verduras como coles, espinaca, remolacha, nabo, berro, lechuga, rúcula, brócoli, coliflor y otros alimentos como aceite de oliva, espárragos, soya, frutos secos, chile y curry.

depositodefotos

Recuerda que una alimentación equilibrada es la base de una salud de hierro, ¡no dejes de comer!