Por Teresa Donoso
17 Mayo, 2017

¡Lo mejor es que lleva mucho queso!

No hay nada mejor que llegar a casa después de un largo día, ponerse ropa cómoda y comer una pizza. La vida está compuesta de equilibrios, y así como a veces vas al gimnasio y comes ensalada, quinoa y sopa de verduras para la cena, otros días sólo quieres tirarte en el sofá y devorar una pizza. El problema es que no siempre estás en ese momento del mes en el que puedes pagar una y a menudo preparar una en casa parece casi imposible. Lo bueno es que con esta receta de pizza con base de patatas todo cambiará para siempre.

Ingredientes:

– 3 patatas.
– Queso parmesano rallado.
– 40 gramos de salsa tomate.
– 30 gramos champiñones.
– Un paquete de queso mozarella.
– Un huevo.
– 30 gramos de jamón crudo.
– Aceite de oliva.
– Pimienta a gusto.

Preparación:

1. Cortar las patatas en mandolina o bien finas.
2. Poner las patatas en un sartén con queso rallado y cocinar por 5 minutos
3. Verter salsa de tomate, champiñones cortados y queso mozzarella.
4. Poner un huevo en el centro y tapar. Cocinar por 10 minutos
5. Servir y decorar con jamón crudo, aceite de oliva y pimienta

Ahora nunca más te detendrá el hecho de que no sabes amasar o que no tienes todos los ingredientes para preparar una pizza común y corriente. Corta las patatas que tengas en casa y a cocinar se ha dicho.