Sin embargo, hay usuarios que defienden sus acciones, por ejemplo una usuaria de twitter escribió “por el momento siempre que lo he hecho, les ha gustado”.

A veces, la desesperación que provoca el calor es tal que llegamos a hacer cosas que quizás no haríamos de no estar desesperados. Este fue el caso de un cliente en España, que debido a la ola de calor decidió hacer lo impensado, y fue el repartidor de pizzas quien pagó el precio.

Telepizza.es

El cliente en cuestión pidió un delivery a Telepizza, pues se entiende que con las altas temperaturas las personas no quieran salir de sus hogares, en especial si son de los afortunados que pueden costear un aire acondicionado y la factura de luz que acarrea.

Es por esto mismo que los pedidos a domicilio han subido bastante en tierras españolas, y son los repartidores los que se enfrentan al terrible calor. Incluso se ven obligados a soportar más de 35 grados para llevar la comida a sus clientes, y no solo es eso lo que tienen que soportar, sino que también que el cliente los reciba en ropa interior.

Columbia Pictures

Es por esto último que Telepizza se vio obligado a lanzar una campaña para evitar estos malos ratos y faltas de respeto a sus trabajadores. La campaña en cuestión incluye una imagen en donde se lee “al repartidor no se le recibe en gayumbos (calzoncillos), gracias”. Por su puesto, la imagen causó revuelo en redes sociales, y ya se ha viralizado.

Algunos usuarios de Twitter han criticado que sea el propio establecimiento el que deba exigir este mínimo de educación, mientras que otros han bromeado y han preguntado si se les puede recibir en ropa interior.

Por ejemplo, una usuaria comentó “por el momento siempre que lo he hecho, les ha gustado y alguno se a animado a algo más” con una serie de osados emojis. A lo que Telepizza ha respondido “Paula, por favor, que no podemos permitirnos que las siguientes pizzas lleguen frías”.

Esperemos que los repartidores ya no tengan que pasar más por estos bochornos, y que ojalá la ola de calor amaine.