Por Daniela Poblete
8 enero, 2019

Creo que es mejor asegurarse de ir a cenar antes de comenzar aquellas discusiones.

Como de costumbre la ciencia realiza algunas investigaciones bastantes curiosas y esta no fue la excepción, puesto que desde ella Universidad Estatal de Ohio, decidieron medir los niveles de glucosas al mismo tiempo que el del enojo a un total de 107 parejas de casados por alrededor de 21 días. 

Las parejas que participaron en el estudio recibieron un muñeco que representaba a su pareja y podían clavar agujas cada vez que se sintieran molestos con ellos, teniendo un total de 50 agujas diarias. 

Además, les entregaron el medidor de glucosa para medir sus niveles antes de tomar desayuno y también antes de ir a dormir para tener un control determinado. 

Quienes registraron los niveles de glucosa más bajos por lógica sintieron más hambre y es por eso que el estudio expuso que quienes se vieron afectados por bajos niveles de glucosa usaban más agujas. 

Los resultados que se publicaron en la revista Proceedings, para poder dejar en evidencia lo que ha ocurrido dejaron una interesante conclusión que de seguro te servirá al momento de enfrentar una discusión con tu pareja. 

Es por esto que el estudio concluyó que quienes sienten más hambre demuestran más su irritabilidad y enojo de forma más agresiva.  Así que efectivamente la solución estaría en que cada cual se alimentara de le mejor forma posible para evitar estos casos.

¡Como dicen por ahí es mejor prevenir que curar!