Por Leonardo Granadillo
28 agosto, 2019

«Sospechamos que su dueño lo dejó atrás. Vino a pedirnos ayuda», dijo uno de los simpáticos empleados del local ubicado al norte de México, donde la temperatura puede alcanzar hasta los 40ºC.

El calentamiento global continúa haciendo de las suyas en todo el planeta, gradualmente, han ido aumentando las temperaturas extremas. Los inviernos son más fríos y los veranos son más calurosos, y de esto no se escapa el Norte de México, lugar donde un perro callejero tocó la puerta de un establecimiento pidiendo ayuda.

Con unos 40ºC allí afuera, la mascota prácticamente se estaba derritiendo, razón que llevó a uno de los empleados a brindarle agua y algunos alimentos. Posteriormente, viendo el sufrimiento de la mascota ante el inclemente sol, el trabajador le permitió pasar al establecimiento (algo que seguramente, no debe haber gustado a los dueños).

Google Maps

«Ha estado aquí los (últimos) días. Sospechamos que su dueño lo dejó atrás. Vino a pedirnos ayuda. Solo podíamos proporcionarle comida, agua y algunos juguetes de la tienda que pagamos con nuestro dinero. Lo dejamos entrar porque la temperatura exterior es realmente infernal. Nos sentimos mal por él, pero se ve más feliz en la tienda»

Indicó el empleado a The Dodo

Y no es algo que hayan hecho una sola vez, gracias al buen comportamiento del perro se ha convertido en una costumbre. Respeta tanto a los empleados como a los clientes y todos están ligando que sea adoptado por uno de los visitantes.

Adolfo Pazzi Ahumada

Mientras tanto, seguirá disfrutando de sus siestas en el aire acondicionado alejado del calor, aseguran que ya está recibiendo el amor que merece, seguramente no pasará demasiado tiempo hasta que encuentre un hogar definitivo junto a una familia que lo valore.