Por Leonardo Granadillo
24 febrero, 2020

De acuerdo a una investigación llevada a cabo en la Universidad de Maastricht de Holanda, aquellos que toman media cerveza al día tienen 81% más probabilidades de acercarse a los 100 años. La excusa que buscábamos.

Es una criticada costumbre, pero como nos encanta. Beber una cerveza de forma ocasional (o habitual) es algo que nos fascina, no necesitamos excusas para hacerlo, pero si a esto le suman un estudio científico que busque avalar nuestras ganas de refrescarnos, bienvenido sea.

De acuerdo a una investigación comandada por la Universidad de Maastricht en Holanda, quedó evidenciado que los hombres que beben al menos media cerveza cada día tienen un 81% más de posibilidades de alcanzar los 90 años, por encima de que aquellos que no tienen esta costumbre. 

Pixabay

Para el estudio, los científicos trabajaron con al menos 5000 hombres nacidos entre 1916 y 1917, a estos participantes se les preguntó respecto a sus hábitos de bebida en 1986, ya con la edad de 70 años. Fue un lento seguimiento que duró años, los contundentes resultados fueron compartidos por la revista Age and Aging: 34% de las mujeres y 16% de los hombres sobrevivieron hasta al menos los 90 años, siendo los que bebieron de forma moderada los que con mayor éxito alcanzaron los temidos 90.

Aquellos que tomaron frecuentemente una pequeña copa de vino, un sólo vaso de cerveza, llegaron con mayor facilidad a la máxima maduración. Los que sobrepasaron estos índices de alcohol, tuvieron un efecto perjudicial, incluso hubo muertes prematuras.

Deposit Photos

«Encontramos que el consumo de alcohol se asoció positivamente con la probabilidad de alcanzar los 90 años de edad tanto en hombres como en mujeres. El vino se asoció con mujeres que alcanzaron los 90 pero no con hombres. En cambio, la ingesta de ginebra, brandy y whisky aumentó la longevidad de los caballeros», indicó el Dr. Piet Van den Brandt a MailOnline.

Si bien aún no está claro cómo pequeñas cantidades pueden ayudar a nuestros organismo a sumar años de vida, los expertos piensan que podría deberse a la hormesis, donde algo puede ser muy beneficioso en pequeñas dosis pero en grandes puede hacernos mucho daño.

Pixabay

«Esto no debe ser usado por nadie que actualmente no beba alcohol como motivación para comenzar a beber», aclaró Brandt a la misma fuente, especificando que aquellos que viven más tampoco quiere decir que estén más saludables necesariamente. 

En pocas palabras… Puedes seguir tomando alcohol pero mientras menores cantidades ingieras mejor. Incluso tal y como lees, si te limitas a una pequeña copa de vino, media cerveza, algo muy moderado, podría favorecer a tu sistema y hasta extender tus años de vida.