Por Pamela Silva
5 octubre, 2018

Por eso me cuesta tanto hacer dieta, no es culpa mía 🙄🙄🙄🙄

Reducir la comida chatarra y la cantidad de dulces que uno consume en su vida diaria, no siempre es sencillo (de hecho, casi nunca lo es). Y es que cuando comenzamos una dieta es demasiado probable que los primeros días fracasemos rotundamente y no podamos evitar comer algo rico que no deberíamos consumir.

Y a pesar de que muchos pueden decir que es sólo cosa de voluntad, un reciente estudio explicaría por qué es tan difícil dejar la comida chatarra y dulces.

Sería porque quienes tratan de dejar de comer estos alimentos altamente procesados sufren síntomas de abstinencia similares a quienes tratan de dejar las drogas o el tabaco.

Pexel

El estudio realizado por Erica Schulte de la Universidad de Michigan y publicado por la revista Appetite consistió en enviar un cuestionario a 200 personas que habían hecho dieta para reducir el consumo de comida chatarra el año pasado.

Y eso reveló que cuando tratan de dejar estos alimentos las personas presentaban síntomas como cambios de humor, antojos, ansiedad, dolor de cabeza y falta de sueño, los mismos que sufren quienes dejan la marihuana o el tabaco.

Pexel

“El nuevo estudio ofrece la primera evidencia de que estos síntomas de abstinencia pueden ocurrir cuando las personas reducen los alimentos altamente procesados”

– Erica Schulte, candidata a doctor en psicología en la Universidad de Michigan a LiveScience.

El estudio también reveló que los días más críticos son el segundo y el quinto después de comenzar la dieta.

Además, el estudio también es un primer paso para comenzar a probar la teoría de que los alimentos altamente procesados son adictivos (lo que explicaría porque las personas sufren síntomas del síndrome de abstinencia cuando tratan de dejarlos).

Pexel

“Hasta ahora, no ha habido una manera confiable de medir los síntomas de abstinencia ligados a los alimentos en los seres humanos, y la nueva herramienta utilizada en el estudio proporciona una medida válida que puede ser útil para comprender mejor la naturaleza adictiva de los alimentos altamente procesados”.

-Nicole Avena, profesora asistente de neurociencia en la Escuela de Medicina Icahn.

Así que ya saben, lo mejor que pueden hacer cuando intenten dejar estos alimentos es planear una estrategia bien organizada para lidiar con estos síntomas y así no fracasar al segundo día.

Ánimo para todos los que traten de llevar una vida más saludable, sabemos que no es fácil.