Por Daniela Morano
12 septiembre, 2017

Analizó los hábitos alimenticios de un grupo de 4.400 personas de Europa y el Reino Unido.

¿Quién no ama las papas fritas? ¿O quién no ama las papas en todas sus formas? Incluso sabiendo que no son buenas para nuestra salud, no hay manera de alejarse de ellas. Un nuevo estudio, según reporta Bustle, demostró que comer papas fritas está asociado al riesgo de morir. ¿Cómo? El estudio realizado por el “American Journal of Clinical Nutrition” -que duró 8 años- , analizó los hábitos alimenticios de un grupo de 4.400 personas de Europa y el Reino Unido, de entre 45 y 79 años.

Durante el curso del estudio, 236 personas murieron.

Resultó que quienes comían papas fritas, en la forma que fuese, dos veces a la semana habían incrementado su riesgo de mortalidad el doble de lo que lo hicieron personas que no comían papas fritas.

Pero este riego sólo existe con las papas fritas, y no en su otro estado, como hervidas o molidas. Porque de hecho, quienes comían papas en otro estado no tuvieron ningún problema relacionado directamente a ese hábito alimenticio.

Es importante recordar que el estudio sólo encontró una pequeña relación entre las papas fritas y el riesgo de muerte, por lo que no confirma que realmente causen la muerte. Hay otros factores importantes, como comer muchas frituras, tener una dieta poco saludable, u otros factores en el estilo de vida de una persona que sí pueden ser riesgosos.

Como todo en la vida, es cuestión de moderación.

Te puede interesar

Maíz al horno

1 septiembre, 2017