Por Lucas Rodríguez
12 mayo, 2020

Un vino con buen gusto y aromas frutales, perfecto para que nos agasajemos a nosotros mismos.

Hay muchas cosas de nuestras vidas moderna que nos cuesta llegar a la conclusión de cómo se volvieron parte de nuestro día a día. Entendemos perfectamente por qué usamos automóviles: nuestras ciudades crecieron muchísimo en los últimos cien años y a veces nuestro trabajo no queda nada cerca. Pero de ahí a entender por qué tenemos chocolates, dulces o bebidas alcohólicas, tenemos que entrar a un concepto un poco más difícil. Esas tres cosas, junto con muchas otras, son las que podemos acumular dentro de lo no esencial, pero que a cambio, le da toda la gracia a la vida. 

Unsplash

No es ningún secreto que son las cosas que nosotros decidimos volver parte de nuestra vida, las que le dan el valor y sus características más definitiva. Necesitamos comer para llevar a cabo nuestro día a día. Pero qué es lo que comemos es lo que termina por definir cómo alcanzamos nuestros fin de mes. Al mismo tiempo, todos podríamos simplemente saciar nuestra sed con agua: después de todo, es prácticamente ilimitada y cuasi gratuita. Pero no es así: bebemos jugos, bebidas carbonatadas y bebidas alcohólicas. Eso es nuestra elección: no quedarnos con lo obvio y más fácil. 

Unsplash

Para eso es que la industria de las bebidas alcohólicas, junto con los creadores de cócteles interesantes, no paran de trabajar para dar con recetas, mezclas y novedosas que capturen nuestra imaginación. todos conocemos las variedades normales: la cuasi infinita cantidad de cervezas raras y exquisitas que existen, así como los destilados, muchos de ellos acompañados por el sello de algún país o nación en particular.

Unsplash

Estamos claro que a pesar de todos ellos, los vinos siempre serán nuestros favoritos. Desde el blanco, al tinto o el rosé, algo hay en la manera en la que se sirven, su sabor y la nostálgica sensación a la que nos inducen cuando ya hemos comenzado a beber un poco, los han hecho merecedores de nuestra afición. 

@aldi.mademedoit

La más reciente novedad, es un producto que fue avistado en un Aldi de California. Se trata de un vino de moras, una variedad que resulta en una suerte de tinto con sabor más dulce y frutal.

Unsplash

Oriundo de las zonas donde el sol es más generoso de Estados Unidos, lo delicioso que resulta solo mencionarlo nos hace perder toda duda de que lo veremos aparecer en otras partes del mundo. Si no lo ves en la tienda cerca de tu casa, espera un par de semanas.