Por Lucas Rodríguez
11 febrero, 2020

Como guinda de la torta, es confeccionada con granos sin cafeína, por lo que podremos dormir bien después de beberla.

Algo que nunca entenderemos del mundo, es por qué las cosas que no nos hacen bien, son las que más placer y disfrute nos dan. Al mismo tiempo, las cosas aburridas y difíciles de hacer son las que más beneficios nos dan. Solo pensar si las cosas fueran diferentes nos maravilla con las posibilidades: imaginen qué ocurriría si comer hamburguesas y mirar horas de Netflix nos diera buena salud y trabajara nuestro abdomen. Seríamos todos modelos de revista que vivirían hasta los 100 años. Pero no hay cómo evitar la cruel realidad: lo aburrido hace bien y lo maravilloso, mal. 

Tenemos claro que la clave es la moderación. Consumir las cosas que nos gustan de vez en cuando no solo es la mejor manera de mantenernos sanos, sin que por ello tengamos que abandonar definitivamente los placeres de la vida. Aparte que hay un pequeño secreto que hemos dejado de lado: mientras menos se hace algo demasiado bueno, mejor lo sentiremos. Si tienes un acceso ilimitado a las cosas placenteras de la vida, a la larga terminarás por aburrirte. Esa es otra de las reglas más poderosas del mundo. 

@geladaspelomundo

Si ya dejamos en claro que la clave es consumir de vez en cuando lo que nos gusta, lo mejor es cuando esto ocurra hacerlo de la mejor manera posible. No escatimar en gastos ni esfuerzos; después de todo, es una excepción, no la norma. Algo así deben haber tenido en mente la buena gente de Blue Moon, la marca de exquisita cerveza de estilo belga.

Getty Images

Famosa por sus cervezas que nos acercan la tradición de las abadías a nuestra mesa, Blue Moon son conocidos por ser una marca que se dedica a preservar la tradición. Pero esto no significa que a veces busquen innovar un poco e ir más allá. El producto con el que pretenden acompañar su ya clásico cerveza blanca de origen belga, nos deja cortos de aliento. Se trata de una cerveza donde se mezclaron los clásicos ingredientes, con las ventajas y maravillas del café helado. 

Blue Moon

En los componentes de este gran producto, nos encontramos con una cerveza de trigo blanca, estilo belga, con un toque a miel, cocinada desde granos de café fair trade (lo que significa que fueron obtenidos desde granjas donde no explotan a sus trabajadores). Todo esto se suma para dar origen a una cerveza muy única en su clase, pero inolvidable para nuestros recuerdos.