Por Lucas Rodríguez
7 mayo, 2020

Está bien olvidar los modales en la mesa, cuando tu comida es literalmente una pista de carreras.

Todos entendemos que parte importante de llegar a la adultez, es abandonar algunas costumbres que teníamos de niños. Deben hacer espacio a la manera de ser adulta. Esto implica que se espera de nosotros cierto tipo de conducta, que guarde relación con las expectativas que el mundo tiene de nosotros. Está bien bromear y disfrutar de pasar un buen rato, pero si el médico que nos tiente que diagnosticar las rodillas no para de jugar con sus utensilios médicos, puede que nos empecemos a preocupar. A cambio podemos disfrutar de todas las cosas que gozan los adultos. Es un trueque que todos debemos aceptar. 

Cucinapro

Pero si el siglo XXI nos ha enseñado algo, es que los roles de adulto y niño, pueden mezclarse bastante. La verdad es que la frontera es más permeable de lo que parece. Uno puede hacer cosas de adulto cuando es niño (muchos de nosotros tuvimos un trabajo de verano, consiguiendo un poco de dinero extra para financiar nuestras aventuras), al mismo tiempo que transportar algunos juegos de la niñez a la grandez (declaro nacida esa palabra).

Cucinapro

Para ayudarte a hacer esta mezcla, te puedes comprar algunas utensilios de cocina de lo más útiles. Uno vendido por Amazon, nos llama la atención particularmente. Se trata de una wafflera que se ve de lo más normal: perfecta para hacer esos waffles en el punto justo. Pero que si te fijas un poco más, te darás cuenta que los waffles no son como cualquier otro. Estos tienen forma de autitos, algo que no veíamos desde hace… bueno, que éramos niños. 

Cucinapro

Por supuesto que puedes asumir la óptica tradicional. Asumir que la wafflera es para niños y quedarte en la comodidad de tu periódico y la sección de inversiones. Pero nosotros sabemos cómo piensan nuestros amigos lectores: apenas estén listos esos autitos, los primeros en jugar con ellos seremos nosotros.

Cucinapro

Para prepararlos, se necesita lo mismo que usarías para hacer waffles normales. La máquina hará todo el trabajo por ti, dándole forma a la receta, así como moldeando los autitos a medida que vayan creciendo. Como si nos faltaran razones para convertir este desayuno en un viaje a la niñez: la máquina también nos tratará como si fuéramos sus hijos, encargándose de preparar por nosotros.

Cucinapro

Si solo se lavara por sí sola también…