Por Teresa Donoso
30 junio, 2017

¿Quién es el culpable? ¿Grasas o carbohidratos?

Lo queramos o no estamos bombardeados de mensajes que intentan vendernos la mejor forma de perder peso. Si bien lo anterior tiene mucho que ver con los estándares de belleza que son promovidos a nivel de sociedad, en esta ocasión nos referiremos únicamente al problema de obesidad y alimentación que afecta a gran parte de la población. Después de todo más de 1.9 mil millones de adultos sufren de sobrepeso a nivel mundial y eso se debe, en parte, a nuestros hábitos alimenticios.

Esas son las cifras de 2014 de la OMS, donde se indicaba que de esa gran número de personas al menos 13% correspondía a adultos obesos. Lo anterior, por supuesto, también afecta de forma preocupante a niños y adolescentes.

Debido a eso no es raro que todos estemos constantemente investigando la forma más efectiva, sencilla y rápida de perder los kilos que nos sobran, algo que a menudo nos llega a adoptar dietas poco convencionales o incluso riesgosas. El fin parece ser más importante que los medios y así lo prueban las cientos de dietas de menos de 1.000 calorías y bajas en carbohidratos que puedes probar al hacer una breve búsqueda en Google.

Teresa Donoso / UPSOCL

Hoy en día las tendencias que están más de moda siguen siendo (por supuesto) la opción baja en carbohidratos (que nos hace creer que este elemento es el enemigo) y, por otro lado, las dietas bajas en grasas, un legado innegable que nos dejan los años 80.

Pero ¿Son estas dietas realmente efectivas? ¿Se pueden mantener a largo plazo? ¿Sería bueno mezclarlas? ¿O sólo nos queda ignorarlas?

A continuación, te presentamos la opinión de Natalia Arévalo, nutricionista de la Universidad Andrés Bello de Chile quien respondió a nuestras dudas e intrigas.

1. Comenzando con las dietas bajas en carbohidratos ¿qué es lo que prometen estas “dietas” y cuál crees tú que es su principal atractivo para quienes las siguen? ¿Sabe la gente lo que realmente es un carbohidrato?

“Estas dietas prometen que se bajará de peso de manera rápida y éste es su principal atractivo.  A mi parecer si existe una confusión en el concepto de carbohidrato”.


2. ¿Son saludables? ¿Son realistas a largo plazo?

“En general se tiende a pensar que los carbohidratos son malos porque nos hacen subir de peso, sin embargo esto ocurre solo si los consumimos en exceso, los carbohidratos tienen una función muy importante, la cual consiste en entregar energía de manera rápida a nuestro cuerpo.

Las dietas bajas en carbohidratos no son saludables debido a que es necesario consumir alimentos de manera balanceada para mantener nuestro cuerpo sano.

No son realistas a largo plazo, ya que como dijimos, nos entregan energía inmediata, y uno de los efectos de estas dietas es la baja en el rendimiento y del estado de ánimo, además de sentirnos más irritables. Luego de un tiempo volveremos a consumir alimentos altos en carbohidratos y al no tener hábitos adecuados de alimentación caeremos de nuevo en el consumo excesivo de estos y como consecuencia volveremos a subir los kilos bajados”.


3. Últimamente las dietas bajas en grasas han ganado más popularidad y son un legado innegable de los años 80 ¿Qué piensas tú de este tipo de alimentación? ¿Es recomendable?

No es recomendable, insisto en que lo ideal es una alimentación balanceada, tanto las dietas bajas en carbohidratos como las altas en grasas no nos entregan las vitaminas, minerales y fibra necesaria para que funcione de manera sana nuestro organismo, dietas desequilibradas podrían causar estreñimiento, diarrea o calambres”.


4. ¿Es sano reducir la ingesta de todo tipo de grasas, incluso las vegetales?

“Es sano reducir la ingesta de alimentos altos grasas saturadas tales como los embutidos (salame, vienesas, paté, hamburguesas, etc.) pasteles con crema, mantequilla y alimentos fritos. Es preferible consumir alimentos que nos aportan aceites saludables tales como el aguacate, las aceitunas, los frutos secos, el aceite de oliva, el de canola, el de maravilla o el de pepita de uva”.


5. ¿Sirve alguna de estas dietas como un método de control de peso para largo plazo?

“Si bien permiten bajar de peso de manera rápida en algunos casos, esta disminución no es constante  ni se mantendrá por mucho tiempo”.

En definitiva, tanto las dietas bajas en carbohidratos como altas en grasas son un mito.

iStock / UPSOCL

No sirven para perder peso a largo plazo, provocan que comamos de forma poco sana al excluir diversos alimentos de nuestra dieta que sí son saludables y ni siquiera prometen que podremos mantener la pérdida de peso en el futuro (ya sea en meses o años venideros). Al final lo mejor, como siempre, es comer de forma equilibrada y asesorándote por un real especialista (y no por aquellas personas sin mayor conocimiento que quieren convencerte sobre probar una dieta que podría ser dañina para tu salud).

*Si quieres contactar a la nutricionista Natalia Arévalo no dudes en escribirle a [email protected] Atiende en Santiago, Chile.